Aguirre denuncia un intento de asalto a su casa

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha presentado este miércoles una denuncia en la comisaría de Leganitos porque, según ha explicado, han asaltado su casa, rompiendo la puerta del portalón, y ha asegurado que aunque la Guardia Civil ha conseguido detener a dos individuos, se les ha llevado a comisaría y se les ha dejado en libertad sin haber sido interrogados.

Aguirre, que ha señalado que parece ser que este es el "procedimiento normal" si no se aprecia indicios de delito, ha aseverado que si esto le pasa a ella, que "es la presidenta de la Comunidad de Madrid", "qué será de la indefensión del resto de los ciudadanos".

Ante esta situación, ha pedido la dimisión de la delegada de Gobierno en Madrid, Dolores Carrión. Aguirre ha apuntado que si es el procedimiento habitual en estos caso, "esto tiene que cambiar". "La indefensión que tenemos todos los ciudadanos en la Comunidad es absoluta", ha apostillado.

Por otro lado, ha explicado que ha hablado con el ministro de Interior, Antonio Camacho, y que éste le ha explicado que la "calificación de los hechos no le corresponde a la policía sino al juez". No obstante, ha añadido que "no interrogar a alguien que asalta el portal de una casa" le parece "impresentable".

La presidenta madrileña ha informado de que ha puesto una denuncia en comisaría a título particular por allanamiento de morada y ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, por no haber interrogado a detenidos. Ha añadido que si el incidente hubiera ocurrido en casa del candidato electoral socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, los dos individuos sí habrían sido interrogados.

El ministro del Interior, Antonio Camacho, ha telefoneado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para facilitarle detalles del incidente ocurrido esta madrugada, al tiempo que la ha pedido que "no use la labor policial para la confrontación política".

Por su parte, la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, ha pedido al ministro Camacho, que "no trivialice el intento de asalto a la casa" de la presidenta, y le ha instado a garantizar una investigación "correcta" de los hechos.

DETENIDOS Y LLEVADOS A COMISARÍA

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, dos jóvenes han sido llevados a comisaría y denunciados por la Policía Nacional por una falta de daños después de que fueran sorprendidos la pasada madrugada atacando a patadas el portal del domicilio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Los dos dos jóvenes, que presentaban signos de embriaguez y portaban bufandas del Real Madrid -que anoche disputó un partido en el Santiago Bernabéu-, propinaron varias patadas al portal, con la aparente intención de acceder a su interior.

Los hechos, sucedidos hacia las 04:00 de la madrugada y fueron observados a través de las cámaras de videovigilancia por dos agentes de la Guardia Civil que realizan labores de seguridad estática en el domicilio de Aguirre.

El atestado policial explica que dos agentes de la Guardia Civil, de servicio de escolta en el domicilio de la presidenta autonómica, tenían retenidas a dos personas que habían ocasionado daños en la puerta del portal de la finca y habían accedido "a la carrera" al interior de la misma.

Los guardias civiles, que se encontraban en su puesto en el cuarto de cámaras del edificio, observaron en uno de los monitores cómo dos varones bajaban por la calle y, a la altura del portal de Aguirre, uno de ellos propinaba una fuerte patada a la puerta, que se abrió debido al impacto y a la fractura de la cerradura.

Entonces, los dos hombres entraron a la carrera al interior de la finca y atravesaron un pequeño patio, una zona común del edificio, en dirección a una segunda puerta que da acceso a la zona de escaleras de distribución de los distintos domicilios, tras la que se encuentra el puesto de guardia de la custodia de la presidenta regional.

Los agentes salieron de inmediato e interceptaron a los individuos, indentificándose a viva voz como agentes de la Guardia Civil. Al oírlo, los hombres se dieron a la fuga, pero fueron rápidamente interceptados por los agentes.

Una vez retenidos, los asaltantes mostraron "una actitud nerviosa, dando contestaciones vacilantes y poco coherentes acerca de las intenciones de su acto", señala el atestado.

Debido a la relevancia de la personalidad de la residente en el lugar, fueron trasladados a dependencias policiales. En el cacheo preventivo de seguridad que se les realizó tan sólo se encontraron objetos personales tales como documentaciones, sus teléfonos móviles, entradas para un partido de fútbol, así como una bufanda del Real Madrid, que guardaban en la mochila que portaba uno de ellos. Entre los efectos, los agentes no encontraron ningún tipo de herramienta que pudieran utilizar para el acceso a alguna de las viviendas.

Consultadas las bases de datos de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, ninguno de los individuos tiene nada pendiente en este momento. Los asaltantes son identificados como A.H.A, de 32 años, y A.R.H, de 21 años.

Las dos personas fueron trasladadas por la Policía a la Comisaría de Centro donde se practicaron las diligencias y se les formuló una denuncia por una falta de daños. Las diligencias ya han sido remitidas a la autoridad judicial.