Aguirre recuerda que hay que hacerse mamografías porque el cáncer se cura

Aguirre recuerda que hay que hacerse mamografías porque el cáncer se cura

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha hecho un llamamiento a las madrileñas para que se hagan mamografías periódicas, pues ha recordado que el cáncer se cura y que el 95% de las mujeres a las que se les detecta la enfermedad en fase inicial sobreviven a los 10 años del diagnóstico.

Aguirre ha dado estos consejos en Alcobendas donde, con motivo de la celebración hoy del Día mundial contra el cáncer de mama, ha visitado una de las unidades móviles de mamografías (mamobús) que recorren la Comunidad para hacer pruebas a las mujeres de entre 50 y 69 años, el tramo de edad donde la enfermedad es la primera causa de mortalidad.

La presidenta, a la que le fue extirpado el pasado 22 de febrero un tumor cancerígeno en el pecho, ha hablado desde su experiencia personal para aconsejar a las mujeres adultas que participen en el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de la Comunidad de Madrid y que acudan a realizarse las mamografías tan pronto reciban la carta de citación en sus domicilios.

No en vano, ha señalado que el 49% de las madrileñas que reciben esa carta no se realizan la prueba a pesar de que, según ha dicho, cada año se diagnostican 2.500 nuevos casos de cáncer de mama en la Comunidad de Madrid.

Aguirre ha subrayado lo importante que es detectar la enfermedad a tiempo, ya que el 70 por ciento de los casos diagnosticados a través del programa de la Comunidad que estaban en fase inicial, lo que permite un mejor pronóstico y un abordaje terapéutico menos agresivo.

La presidenta ha destacado que desde su puesta en marcha este programa ha explorado a más de un millón de mujeres, el 0,5 por ciento de las cuales fueron derivadas a un centro hospitalario porque existía sospecha de malignidad.

Ha informado de que mas del 14,4 por ciento de tumores diagnosticados se detectaron en estado primario, menos agresivo, mientras que en los circuitos asistenciales habituales, este porcentaje está por debajo del 10 por ciento.

Según Aguirre, la tasa de mortalidad de cáncer de mama en la Comunidad de Madrid (17,3 fallecimientos por 100.000 habitantes) se sitúa un punto por debajo de la media nacional (18,2 muertes) que, a su vez, es la más baja de la Unión Europea.

En cuanto al rendimiento de los "Mamobus", en los nueve primeros meses de este año realizaron mamografías a unas 74.000 mujeres e hicieron 148.000 lecturas mamográficas.

Aunque las mujeres maduras tienen más riesgo de padecer la enfermedad, Aguirre ha comentado que el 14 por ciento de los pacientes tratados son hombres, e incluso ha contado que un vecino de Alcobendas descubrió que padecía cáncer de mama cuando se sometió a un chequeo, a raíz de que la presidenta hiciera público que tenía un tumor.

"El cáncer de mama es una enfermedad igual de curable que las demás si se detecta a tiempo" ha comentado la presidenta que ha agradecido a la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer su trabajo que además, ha dicho, "ha estado muy próximo y ha sido muy útil" en su propia vida.

El doctor Gonzalo Marín, radiólogo y coordinador de la Asociación Española contra el Cáncer, ha pedido a las mujeres en edad de riesgo que incluyan las mamografías periódicas "en su rutina de revisiones" y se hagan las pruebas que "son sencillas y duran poco tiempo".