El enfermo de listeriosis de Madrid ya ha recibido el alta

Se estudia un posible caso de listeriosis en Madrid
Se estudia un posible caso de listeriosis en Madrid

El hombre que ingresó con listeriosis en un hospital de la Comunidad de Madrid ya ha recibido el alta, una enfermedad que cogió al comer carne en mal estado en Andalucía, ha explicado este mediodía el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

"Está todo controlado, Salud Pública está en alerta por si pudiera haber más casos. Está todo vigilado y controlado. Vamos a estar alerta por si hubiese otro caso", ha añadido Escudero tras la toma de posesión como consejero de Sanidad, cargo en el que repite tras dos años en el puesto.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, había informado este martes que se estaba estudiando un posible caso de listerosis en la Comunidad de Madrid.Carcedo ha hecho estás declaraciones a la Cadena Ser, donde ha precisado que, además de los 80 casos de intoxicación en Andalucía y las dos sospechas de aborto, se ha confirmado un caso de listeriosis en Extremadura y otros cuatro en estudio en esa comunidad, y la sospecha de otro en Madrid.

También ha explicado que unas "cantidades mínimas" de la carne afectada por la bacteria listeria moncytogenes llegaron también a Castilla la Mancha y Tenerife, además de a Andalucía -donde se distribuyó la mayoría- y las comunidades de Madrid y Extremadura. La ministra ha dicho que en la lista de distribución del fabricante figuraba un envío a Cataluña, que no obstante no llegó a esta comunidad autónoma.

En alerta desde el día 16

Carcedo ha asegurado que desde el pasado día 16 están activas en toda España la alerta de la red de vigilancia alimentaria, lo que se comunicó a todas las comunidades autónomas para que localizarán el posible producto y se retirara, y la red de alerta sanitaria de vigilancia epidemiológica para identificar los casos que afectan a la salud humana.La titular de Sanidad ha dejado claro de que todos los lotes de la carne mechada de la marca "La Mechá", fabricados desde mayo están inmovilizados, y ha incidido en que ahora de lo que se trata es de de detener el brote, tratar las enfermedades y luego ver dónde se produjo el fallo. Carcedo ha insistido en que con esta bacteria sólo se puede contaminar de forma oral, por la ingesta del alimento y que no de persona a persona.