Vecinos de Batán y Casa de Campo protestan por una oleada de violencia en la zona

Un paseo al lado del lago de la Casa de Campo
Casa de Campo |EFE

Los vecinos de Batán y Casa de Campo se han concentrado este domingo para pedir la recuperación del antiguo uso del albergue juvenil Richard Schirrmann, que actualmente es un centro de menores no acompañados (menas) y hay "una oleada de violencia que provoca inseguridad" entre los vecinos.

'Recuperemos el albergue, recuperemos nuestra antigua vida'

Con el lema "Recuperemos el albergue, recuperemos nuestra antigua vida", se han reunido alrededor de 200 personas que han seguido las medidas de prevención sanitarias contra el coronavirus.

Un portavoz del Grupo Vecinos de Casa de Campo Unidos ha asegurado que la concentración, además de solicitar el uso del albergue, tenía el objetivo de "condenar la violencia que se vive en el barrio, que provoca una gran inseguridad" a los vecinos.

Una mujer fue apedreada en el barrio de Batán hace un año

El pasado 7 de junio, la Policía Nacional detuvo a nueve menores extranjeros no acompañados que apedrearon a varios vecinos en el barrio de Batán que acudieron a auxiliar a una mujer a la que habían robado.

Los vecinos denuncian que la violencia se ha incrementado en el barrio desde hace aproximadamente un año y medio por la apertura de un centro de menores extranjeros no acompañados.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado este lunes que el Ayuntamiento ha incrementado la presencia de la Policía Municipal en el barrio de Batán tras las denuncias de vecinos de robos y ataques por parte de menores extranjeros no acompañados