Trabajadores sociales buscan soluciones a las familias afectadas por el derrumbe

El Ayuntamiento procederá este martes a echar abajo el resto de la fachada que queda en pie del número 5 de la calle Duquesa de Tamames, en el distrito de Carabanchel, que ayer se derrumbó y los familiares del inmueble colindante, en el número 7, no podrán volver a sus domicilios como mínimo en una semana.

Así lo ha dicho a Europa Press la concejal presidente del distrito, Esther Gómez, para detallar que respecto al edificio colindantes los técnicos municipales no aprecian "deficiencias estructurales" y "ayer se apuntaló".

Así, a partir de las 12 horas se ha permitido a los inquilinos acceder a la zona de forma escalonada para recoger sus enseres y se estima que hasta dentro de una semana los vecinos no podrán a volver a sus viviendas, aunque el Consistorio tratará que no pase más de siete días.

Por otro lado, Gómez ha explicado que hoy se procederá a echar abajo el resto de la fachada del edificio ubicado en el número 5 de la calle Duquesa de Tamames y se llevarán los cascotes y restos que se retiren a un solar habilitado.

También se procederá a que el material que pueda ser salvable, como documentación o escrituras de vivienda, a depositarlo en colegio de la zona para que los afectados pasen, junto a Policía y Samur, a poder recogerlo. Estima que ello podrá ser posible en un plazo de dos semanas.

Gómez ha detallado, tras reunirse con los vecinos afectados, que a todos se les está atendiendo y se les ha ofrecido plazas hoteleras para pernoctar, si bien un grupo prefiere optar por dormir en casas de familiares.

Además, los trabajadores sociales del distrito están atendiendo de forma individualizada a cada unidad familiar para conocer la casuística concreta y poder ofrecerles respuestas específicas a sus necesidades.

INVESTIGACION

En un comunicado posterior, ha indicado que durante la reunión ha escuchado cómo algunos vecinos comentaban que habían denunciado "irregularidades".

"En este momento lo que podemos decir es que no hay ninguna denuncia en la Junta a este respecto, ni ninguna diligencia abierta por deficiencias en el edificio, pero desde luego vamos a investigar toda la información que nos aporten los vecinos para esclarecer las posibles causas del derrumbe. No vamos a escondernos si el Ayuntamiento tiene alguna responsabilidad"", ha apostillado.

También desde el área de Desarrollo Urbano Sostenible se indica que no consta ninguna denuncia al respecto y se subraya la necesidad de esclarecer responsabilidades.