Soto, Manzanares y Guadalix piden la extensión del Cercanías por las obras en la M-607

Alcaldes de Soto del Real, Manzanares El Real y Guadalix de la Sierra
Alcaldes de Soto del Real, Manzanares El Real y Guadalix de la Sierra

Los ayuntamientos de Soto del Real, Manzanares El Real y Guadalix de la Sierra han pedido al Ministerio de Fomento que el proyecto del tren de Cercanías a Soto del Real desde Colmenar Viejo sea una prioridad absoluta para resolver los problemas de movilidad de la M-607, provocados por las obras en el enlace de esta carretera con la M-40, motivo por el que han pedido la extensión del Cercanías y activarán un autobús lanzadera a Colmenar por las obras en la M-40.

"El tren a Soto es una medida imprescindible para mejorar los problemas de atascos diarios que sufre la 607. Vecinos de Manzanares, Guadalix, Soto y otros pueblos podrían dejar el coche en casa y utilizar el transporte público, lo que reduciría el volumen de vehículos de la carretera y mejoraría la calidad de vida también de los vecinos de Colmenar y Tres Cantos," ha apuntado el alcalde de Manzanares el Real, José Luis Labrador.

Por ello, tras conocer que se baraja la idea de derribar el puente, han pedido su colaboración a los alcaldes de Tres Cantos y Colmenar, Jesús Moreno y Jorge García, respectivamente, porque "sólo trabajando juntos conseguiremos una solución para los miles de vecinos que sufren los atascos diarios de la M-607", según ha apuntado Javier Benayas, primer teniente de alcalde de Soto del Real.

Los tres municipios han planteado la posibilidad de habilitar una máquina diésel para ampliar la línea de tren de Cercanías de Colmenar hasta Soto, sin necesidad de realizar ninguna obra de electrificación de las vías.

Mientras Fomento y la Comunidad de Madrid dan respuesta a sus demandas, los tres consistorios se han comprometido a poner en marcha en 2020 un autobús lanzadera para conectar los municipios con la estación de Cercanías de Colmenar Viejo.