Sanidad y los MIR no logran acercar posturas en materia económica

Médicos MIR manifestándose
Médicos MIR manifestándose |Europa Press

Los médicos residentes (MIR) no han conseguido todo lo que buscaban y mantienen su huelga indefinida que comenzaron el 13 de julio. El encuentro mantenido este jueves 30 de julio con la Consejería de Sanidad no ha dado sus frutos, y después de intensas horas de negociación, no se ha llegado a ningún acuerdo. La siguiente cita será este mismo viernes 31 de julio.

La negociación continúa

Tras una primera parte de negociaciones infructuosas, los MIR se reunirán de nuevo con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en una segunda reunión este viernes 31 de julio. Aunque no todo ha sido negativo. Según fuentes de Sanidad, se ha avanzado en algunos de los puntos tratados. Por ejemplo, en cuanto a la jornada, la organización, la formación y algunos aspectos retributivos. Insuficiente, parece ser, de momento, para los médicos residentes.

Se ha llegado a algunos acuerdos, pero aún falta el acercamiento en cuanto al punto económico

El punto más 'difícil' parece ser el económico. En este aspecto, la reunión de este viernes pretende acercar posturas para solucionar el conflicto.

Los MIR,reconocen que han logrado "algún avance significativo, pero sin poder firmar un documento de compromiso ni desconvocar la huelga" por falta de acuerdo en los aspectos económicos, según ha explicado Pedro Viaño, miembro del comité de huelga.

El Comité de Huelga se había reunido previamente con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y con los consejeros de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, y el de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Un encuentro que Ayuso aprovechó para reconocer el trabajo y el esfuerzo de todos estos médicos y confirmar que desde Sanidad se busca conseguir mejoras en su formación, retribución, seguridad y descanso.

La huelga indefinida, que comenzó el pasado 13 de julio, está teniendo un seguimiento del 38-43% según la consejería de Sanidad, y del 90-95% según los convocantes.

Entre sus reivindicaciones destacan, además de garantizar el descanso tras la guardia de 24 horas, elevar la retribución económica por hora de guardia; garantizar una adecuada supervisión de los residentes más jóvenes por un médico durante la guardia, así como "un mínimo de días de formación a la semana".