Reunión entre la Comunidad y la Delegación del Gobierno para acabar con los ataques de grafiteros en Metro

Los grafiteros paran un tren de Metro para pintarlo
Los grafiteros paran un tren de Metro para pintarlo

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, y la consejera de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad, Rosalía Gonzalo, se reunirán hoy para intentar dar solución a los continuos ataques de grafiteros que está sufriendo en las últimas fechas el Metro de Madrid.

En sendas ruedas de prensa celebradas la semana pasada, Uribes adelantó que pediría a Gonzalo que "haga un esfuerzo" y "refuerce" la seguridad privada en el Metro de Madrid para impedir nuevas actuaciones de grafiteros.

El representante del Ejecutivo central en Madrid aseveró que es competencia de la Comunidad y le corresponde a Metro evitar las pintadas a sus trenes, y ya actúa la Policía Nacional cuando se den casos de delitos y violencia. "Nuestra voluntad es echar una mano para mejorar la seguridad en todos los ámbitos de la Comunidad", ha añadido.

Por su parte, el jefe superior de la Policía de Madrid, Jorge Javier Martí, señaló al respeto que los grafiteros "han existido siempre y hasta ahora era una actividad pseudodelictiva con poca carga penal". "Pero ahora han traspasado los límites del arte, con coacciones, amenazas y detención ilegal de algún maquinistas", ha agregado.

Martí explicó que la Policía Nacional ha abierto una investigación para identificar y detener a los autores. Están analizando los vídeos y los mensajes en las redes. "No podemos permitir que cualquiera se cuele en el Metro, que es un transporte estratégico, por cualquier puerta. Tampoco podemos poner policías por todos los sitios, ya que la red de Metro es muy larga. Debe haber vigilancia y dar los avisos correspondientes", añadió.

Al día siguiente, en otro rueda de prensa, el delegado del Gobierno en Madrid pidió a Metro que "refuerce la seguridad propia y privada que tienen" y "hacer esfuerzo de mayor inversión y de protección de los trabajadores de Metro y de los guardias de seguridad, que tiene que hacer la comunidad". Y les pidió que denuncien por daños las pintadas o roturas en el suburbano, algo que de oficio hace Renfe. Y ha añadido que la Policía de forma preventiva ya está vigilando con agentes de paisano en el Metro.

Por otro lado, Uribes afirmó que también abordará con la consejera de Transportes el asunto de las okupaciones. "Las administraciones tienen que han de hacer un esfuerzo por entender bien el tema de las okupaciones y actuar de una forma muy racional y muy correcta porque hay okupaciones de personas que están por necesidad y otras que se usan para cometer delitos. Ahí tienen que actuar la Policía Nacional y la Guardia Civil, en colaboración con las policías locales", dijo.

Mayores medidas de seguridad

Por su parte, la responsable regional de Transportes aseguró que no iba a "dejar en la estacada" a los trabajadores de Metro ante las incursiones de grafiteros en las instalaciones del suburbano, pero precisó que "todos los recursos son limitados" ante las demandas de los sindicatos para que aumenten las medidas de seguridad en las instalaciones.

Asimismo, preguntada por las demandas de los trabajadores para que aumenten las medidas y el personal de seguridad en las instalaciones, la consejera sostuvo que "todos los recursos son limitados" y señaló el aumento en un 20% que la empresa ha realizado en su presupuesto para seguridad. "Vamos a hacer las cosas como se tienen que hacer y vamos a ir a la instancia competente. Además, para eso existe el centro de control y de coordinación por parte de Metro y por eso están los servicios del Cuerpo Nacional de Policía en este centro. Nosotros vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para que el responsable político y de gestión de seguridad, en este caso el delegado del Gobierno, se ponga a trabajar", aseguró.