Preocupación por las subidas de impuestos del Ayuntamiento de Madrid

Preocupación por las subidas de impuestos del Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado sus cuentas para el próximo año. El presupuesto asciende a los 4.492 millones, lo que supone un incremento del 2,39% con respecto a 2015.

Entre los puntos más polémicos: el gobierno municipal subirá el IBI a las grandes superficies, retirará bonificaciones a familias numerosas y a aquellas empresas que tienen sus sedes en edificios de patrimonio histórico.

Todo en contra del mandado del Pleno que instaba al gobierno local a aprobar una reducción generalizada de este tributo. Las familias numerosas muestran su disconformidad con la retirada de la bonificación. El gobierno municipal también aprueba una subida selectiva de otros impuestos como la tasa de basuras a empresas.

"DURO GOLPE PARA EL TEJIDO EMPRESARIAL Y EL EMPLEO"

La patronal madrileña CEIM ha apelado a la responsabilidad de los partidos tras advertir de que las subidas de impuestos del Ayuntamiento de Madrid recogidas en el proyecto de presupuestos municipales para 2016 perjudicarán la actividad económica y destruirán puestos de trabajo.

En un comunicado, el presidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro, ha pedido a las formaciones municipales que no "apoyen medidas que suponen un duro golpe para el tejido empresarial y el empleo de la ciudad".

Lázaro se ha expresado así después de que el Gobierno municipal de Ahora Madrid publicase el proyecto de presupuestos, que ha respaldado el PSOE y al que se han opuesto PP y Ciudadanos. Según ha remarcado Lázaro, "toda" subida de tributos es contraproducente porque perjudica a la actividad económica y destruye empleo.

"Si se quiere consolidar la incipiente recuperación económica, habría que estimularla con reducciones de impuestos que permitan disponer de una mayor renta para el consumo y la inversión", ha subrayado el presidente de los empresarios de Madrid. Lázaro ha lamentado que el Ayuntamiento no haya presentado sus medidas fiscales a los empresarios de forma previa a la presentación de las cuentas.

Sobre la subida del IBI del 7% al 9% para inmuebles no residenciales de mayor valor catrastal, CEIM ha lamentado que esta medida vaya a afectar a una parte significativa de empresas que tienen una gran capacidad para generar riqueza y empleo.

Además, CEIM ve "insuficiente" la reducción del 7% del IBI para los inmuebles residenciales "dado el fuerte incremento que ha experimentado el recibo de este impuesto desde hace más de diez años, debido al gran aumento de los valores catastrales efectuado en la última revisión".

En el caso del IAE, la patronal cree que aumentará la carga fiscal al subir entre un 7,87% y un 10% los coeficientes de situación en función de la categoría de la calle en la que se encuentre la empresa.

Por ello, lo considera "desproporcionado" y reitera su petición de que desaparezca totalmente este impuesto por gravar la mera actividad "sin tener en cuenta la obtención o no de beneficios". Sobre la nueva tasa de basuras, los empresarios de Madrid consideran totalmente improcedente el restablecimiento de la misma. Para los empresarios, supone establecer un nuevo tributo para prestar unos mismos servicios.