Pasa a disposición judicial el presunto autor del crimen machista en Madrid

Pasa a disposición judicial el presunto autor del crimen machista en Madrid
Pasa a disposición judicial el presunto autor del crimen machista en Madrid |Telemadrid

El presunto autor del asesinato ayer en Madrid de una mujer de 38 años y nacionalidad vietnamita, ambos sordomudos, pasará este martes a disposición judicial, según han informado fuentes policiales. El español Santiago F.R., de 45 años, permanece detenido en dependencias policiales como presunto asesino de su pareja aunque, por el momento, se desconoce si ha prestado declaración, han añadido las fuentes.

El suceso se produjo el domingo por la mañana en una vivienda de la calle Ofelia Nieto, en el distrito madrileño de Tetuán, donde fue hallada muerta Thi Thanh Tam T., de 38 años y origen vietnamita, con heridas de arma blanca en el cuello, que presuntamente le causó su pareja, quien posteriormente fue detenido en el domicilio.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha puesto énfasis en la especial crueldad del último caso de violencia de género en la región --el segundo en el país en lo que va de año-- al padecer la agredida una discapacidad. Agresor y agredida eran sordomudos. Este caso, en opinión de la delegada, ha sido "más cruel" por el "aislamiento" de la víctima por su minusvalía "al no poder comunicarse con los vecinos".

La víctima no había presentado denuncias previas por malos tratos contra su presunto agresor, que sí contaba con antecedentes. Cifuentes ha detallado que el detenido tenía antecedentes por violencia de género, además de una orden de alejamiento de su anterior pareja.

Con esta son ya dos las mujeres fallecidas en España por violencia machista en lo que va de año, y la primera víctima que se produce por esta causa en la Comunidad de Madrid en 2013.

La otra muerte se produjo el pasado 3 de enero en Valencia, donde una mujer de 33 años fue degollada en una calle de la localidad de Benaguasil por su expareja sentimental, un hombre de 39 años, que confesó los hechos después de entregarse a la policía.