El PP de Móstoles llevará a los tribunales a quienes ponen en duda su honorabilidad

El PP de Móstoles ha criticado hoy la auditoría "parcial" realizada por el Gobierno municipal -PSOE, Ganar e IUCM-LV- sobre las obras del Pabellón Andrés Torrejón, una situación "sobrevenida" ante la demanda de resolución de contrato por parte de la constructora ante la paralización de las obras. Así lo han manifestado en una rueda de prensa el portavoz del PP, Alberto Rodríguez de Rivera, y el concejal del PP Jesús Pato, quienes han acusado al Ejecutivo local de "ocultar" a los ciudadanos que el contrato para la construcción del Andrés Torrejón "está en los tribunales a punto de resolverse".

Esta respuesta se produce después de que el Ayuntamiento anunciara la pasada semana que va a poner en manos de la Fiscalía los resultados de dicha auditoría externa, que ha arrojado "un desfase de 3,8 millones de euros" entre lo certificado por el Consistorio y lo realmente ejecutado.

Según dicha auditoría técnica-económica, encargada el pasado mes de marzo por el Instituto Municipal del Suelo (IMS) a la compañía CPV, hasta mayo de 2015, momento en el que se paralizaron las obras, se pagaron 20.321.090 euros, pero, según los auditores, la obra ejecutada "solo asciende a 16.561.397 euros".

"La auditoría no se ha hecho voluntariamente, se han encontrado en un callejón sin salida", ha señalado Pato, quien lamenta que "la incapacidad del Gobierno 'tripartito' haya llevado a que la constructora lleve a los tribunales al Ayuntamiento" debido a "la inexistencia de un plan fehaciente para terminar la obra".

Desde el PP explican que cuando ellos dejaron el Gobierno, en junio de 2015, la obra estaba ejecutada y pagada "en un porcentaje muy alto" y que los presupuestos de 2015 incluían nuevas partidas "para poder continuar ejecutando dicha obra", por lo que "fue decisión del Gobierno entrante no seguir esa obra". "A pesar de eso, de forma leal, entendimos que había que dar tiempo al nuevo Gobierno, al ser los primeros presupuestos, y esperamos a 2016 y a 2017, en el que ellos incorporaron esa cuantía, pero la obra tampoco se ejecutó", relatan desde el PP, añadiendo que, en los presupuestos de 2018, ya no incluyeron "ni un euro".

Es entonces cuando, según Pato, ante el "abandono absoluto" de la obra, la constructora, Ortiz Construcciones y Proyectos S.L, presenta una solicitud de rescisión de contrato y cuando, desde el Gobierno municipal se encarga una auditoría externa para "difamar al PP".

"Nosotros no nos opusimos a dicha auditoría, pero pedimos que se hiciera con los técnicos y recursos del IMS y contando con la dirección facultativa de la obra", añaden desde el PP, reiterando que "no se ha solicitado a la dirección facultativa la información pertinente para completar la auditoría".

Además, el PP recalca que la auditoría, cuyos resultados han sido "filtrados" sin que se haya llevado todavía al consejo de administración del IMS, "está repleta de criterios subjetivos" y que "lo que se ha analizado ha sido certificados parciales, no finales".

"Por ahí no pasamos. La construcción del pabellón Andrés Torrejón ha seguido los parámetros de toda obra del IMS desde tiempos inmemoriales, no ha habido ningún cambio", ha añadido Pato, destacando que "no menos de 20 técnicos han supervisado las certificaciones del IMS, a quienes no se les ha preguntado".

Por último, ante las acusaciones del Gobierno municipal al PP de dedicar el IMS a "proyectos faraónicos fruto de la mentalidad megalómana de determinados dirigentes políticos", desde el PP aseguran que el PSOE "ya utilizó el IMS para construir el Polideportivo de los Rosales".

"Además, de 2007 a 2011 se entregaron 1.800 viviendas construidas por el IMS, ¿cuantas ha hecho el Gobierno tripartito en estos tres años? Ninguna", ha recalcado Rodríguez de Rivera, quien ha amenazado con "acciones judiciales" a todo aquel que deslice "la existencia de una actuación delictiva del PP o de alguno de sus miembros".