Una auditoría destapa un sobrecoste de 3.7 millones en la obra del Pabellón Andrés Torrejón de Móstoles

Telemadrid ha tenido acceso en exclusiva a una auditoría en la que se evidencian sobrecostes sin justificar y diversas irregularidades en la construcción del pabellón Andrés Torrejón de Móstoles por un importe de 3,7 millones de euros.

La obra del polideportivo se inició en 2010, bajo el mandato del entonces alcalde Esteban Parro (PP), fue presentada como “centro de referencia del sur madrileño y del resto de España” y en 2015 se paralizó y aún hoy sigue inacabada.

El proyecto aprobado valoraba la obra en 31 millones de euros y preveía un plazo de ejecución de 13 meses. La obra fue sufriendo diversos parones que acabaron por paralizarla de forma definitiva en junio de 2015, con solo una parte en funcionamiento.

Ahora una auditoría técnico-económica encargada desde el Instituto Municipal de Suelo de Móstoles para certificar si la obra inacabada coincide con lo ya pagado, ha sacado a la luz una gran cantidad de modificaciones entre el proyecto inicial y lo realmente ejecutado, cuya diferencia asciende a 3,7 millones de euros.

Según la constructora Ortiz, se ha ejecutado el 76,38% de las obras y se ha gastado 20 millones de euros, pero los peritos independientes certifican que la ejecución apenas llega al 62% y el gasto a 16 millones, 4 millones menos de lo que aseguran desde la dirección de la obra que se ha desembolsado.

MATERIALES DE MENOR CALIDAD O SIN INSTALAR

El informe definitivo, realizado a raíz de la auditoría contratada el equipo de gobierno municipal, y cuyas conclusiones ha conocido en exclusiva Telemadrid, detalla una serie de sobrecostes sin justificar en varias partidas y que reflejan que la obra certificada no se corresponde con la ejecutada.

Por ejemplo, la empresa asegura haber instalado unas tuberías que cuestan 270.000 euros pero la auditoría ha comprobado que el valor real de las tuberías instaladas es de 72.000 euros, una diferencia de 197.000 euros.

También han computado un gasto de 359,000 euros en un material para la cubierta pero los peritos certifican que no llegó a instalarse y no ha quedado rastro de ese dinero. Además, continúa el informe del grupo CPV, se han utilizado materiales de inferior calidad a los proyectados y pagados.

UN PROYECTO INACABADO

El Pabellón Andrés Torrejón se ubica en el mismo espacio que ocupaba el anterior centro deportivo, que fue demolido para la construcción de la nueva obra. Los trabajos comenzaron el 22 de marzo de 2010, tras la aprobación en septiembre de 2009 del proyecto en el Pleno de Municipal. El proyecto al que se dio luz verde valoraba la obra en 26 millones de euros y preveía un plazo de ejecución de 13 meses.

Ya en marzo de 2011 se aseguraba que apenas unos meses después, el pabellón estaría terminado y listo para ser la sede de un equipo de primer nivel.

El polideportivo iba a tener capacidad para albergar a 9.500 espectadores y el objetivo es que albergara eventos deportivos pero también otro tipo de espectáculos, pues su cubierta estaba diseñada para favorecer la sonoridad. Además, en el proyecto se incluía una moderna fachada que cambiaría de color cuando se celebrasen eventos en el interior de las instalaciones.