Máximo histórico de visitantes a los espacios protegidos de la región al rozar los 5 millones

Los Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad registraron en 2013 una cifra récord de visitantes. Tras diez años con una afluencia estable, el año pasado ésta creció un 3,7% y rompió la barrera de los 4,5 millones de visitas hasta situarse en un nuevo máximo histórico de 4,7 millones, el doble de los visitantes que recibe el Museo del Prado.

La declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama en el mes de junio explica en gran medida este aumento, ante el cual el Gobierno regional mantiene su apuesta por la educación ambiental y la correcta ordenación del uso público como herramientas básicas para prevenir impactos en el medio natural y favorecer la conservación.

La Comunidad cuenta con 11 Espacios Naturales Protegidos bajo diversas categorías de protección: Parque Nacional, parque regional, paraje pintoresco, refugio, reserva o parque natural. Entre ellos, el Parque Regional del Sureste, el Pinar de Abantos, el Mar de Ontígola, la Laguna de San Juan o el Hayedo de Montejo.

En este contexto, el presidente de la Comunidad, Ignacio González, acompañado del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, ha participado en una senda en inglés con un grupo de escolares de Rivas Vaciamadrid en el Parque Regional del Sureste, dentro del programa de educación ambiental desarrollado por la Consejería en este espacio a través del Centro El Campillo, y que combina la formación y sensibilización medioambiental con el refuerzo de este idioma extranjero.

PÚBLICOS DIVERSOS

La altísima densidad poblacional de la Comunidad, la mayor de todas las regiones de España, su ubicación en el centro peninsular y la extraordinaria red de infraestructuras de transporte que dan acceso a los Espacios Naturales Protegidos, junto con una demanda de ocio de naturaleza cada vez mayor, son las razones que explican estas inmejorables cifras de afluencia.

Si la distribución de visitantes por sexo demuestra un uso homogéneo entre hombres (49%) y mujeres (51%), los rangos de edad son más variables. El 32% de los visitantes tienen entre 34 y 49 años, el 24% entre 18 y 33 y el 20% entre 50 y 65. Las principales actividades desarrolladas por los visitantes son el senderismo, el cicloturismo, el recreo pasivo, la fotografía, las actividades educativas y la observación de la naturaleza.

Como herramienta imprescindible para potenciar la conciencia de conservación, el Gobierno regional mantiene su apuesta por la educación ambiental a través de su red de centros, distribuidos a lo largo de todos los Espacios Naturales Protegidos. El objetivo es dar a conocer a los visitantes los valores naturales que atesoran para favorecer su conservación.

La Comunidad dispone de 132 itinerarios con una longitud total de 938 kilómetros que vehiculan el uso público a través de sus diez Espacios Naturales Protegidos. Esta red permite que todo tipo de público pueda acercarse al medio ambiente madrileño de una forma ordenada. A ella se añaden 49 áreas recreativas, 7 centros de educación ambiental y 4 centros de atención a visitantes en el seno del Parque Nacional.