El plan de Madrid para parados contempla un sueldo y la prestación por desempleo

Como en Móstoles, lo podrán hacer todos los ayuntamientos de la región. Es el Plan de la Comunidad que ha entrado en vigor y que dota con 15 millones de euros lo que existe por Ley en España desde que lo aprobara Felipe González en 1982 y que ya se aplica en otras regiones. No obliga a nadie a trabajar, no elimina la prestación por desempleo, y permite al parado seguir recibiendo ofertas de trabajo. En toda España hay 82.000 parados en esta situación. Andalucía y Cataluña tienen planes similares.

En Madrid 30 municipios han solicitado que parados perceptores de prestaciones por desempleo realicen trabajos temporales de colaboración social.

Entre ellos el de Villanueva de Perales, ayuntamiento gobernado por el PSOE en el que piden una persona de apoyo a la gestión administrativa.

Un puesto singular entre los solicitados por el resto de los ayuntamientos que en su mayoría piden personal de limpieza, mantenimiento y jardinería.

Una ayuda para los ayuntamientos y también para los parados que ven aumentar sus ingresos

En la Comunidad de Madrid en estos momentos 4.500 parados están colaborando en ayuntamientos. En muchos de los municipios hay listas de espera.

En todo el Estado Español 82.000 parados están realizando trabajos en administraciones locales. Andalucía desde el 2008, Cataluña desde finales de 2012 y, en este caso se contempla el trabajo en empresas públicas.

Hace 30 años que está en vigor la legislación que permite este tipo de contraprestaciones para parados, el decreto ley es de junio de 1982, gobernando UCD. Lo reformó en 1986 Felipe González. En 1982 el paro estaba en 16% , en el 86 era del 20%, ahora es del 27%.

NORMATIVA ESTATAL DE 1982

También se ha referido a este asunto el portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, quien ha insistido en que el plan de colaboración social por el que los ayuntamientos podrán contratar a desempleados con prestación corresponde a una normativa estatal de 1982, modificada tres años después por el Gobierno socialista y que se aplica ejercicio tras ejercicio.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Victoria ha cifrado en más de 4.500 los trabajadores que realizan actividades de colaboración social, y ha acusado a CCOO de Madrid de "trasladar unos criterios y unas opiniones que no se corresponden con la realidad".

Ha manifestado, además, que este programa está implementado "en muchas comunidades", y ha insistido en que los desempleados recibirán una cantidad "por actividades de formación y recualificación".

Victoria ha explicado que la Comunidad de Madrid pondrá las subvenciones a disposición de las administraciones locales pero serán éstas las que decidan "las funciones y el perfil" de los desempleados.

DESCARTA CUALQUIER DISCRIMINACIÓN

La Consejería de Empleo ha asegurado hoy que los desempleados que participen en los proyectos del plan de colaboración social serán seleccionados entre los candidatos que les remita la Dirección General de Empleo, "sin que pueda prevalecer ninguna causa de discriminación no fundamentada legalmente". Así lo recoge el artículo 9 de la Orden por la que se regulan la subvenciones a los ayuntamientos en la realización del programa de recualificación profesional de desempleados participantes en trabajos temporales de colaboración social.

Según un portavoz de Empleo, la propia Orden descarta cualquier discriminación entre los trabajadores que perciben prestaciones por desempleo, como ha denunciado hoy CCOO de Madrid al asegurar que los ayuntamientos procederán a contratar a los parados que menor cuantía perciban.

Respecto al carácter voluntario de que gozan los desempleados participantes en el programa en otras comunidades, desde la Consejería que dirige Ana Isabel Mariño se subraya que "es el Real Decreto de 1985 del Estado el que fija la obligatoriedad en todo el país".

PSOE LO TILDA DE "VERGÜENZA" QUE UTILICEN A PARADOS PARA "TRABAJOS SOCIALES"

El diputado socialista de la Asamblea de Madrid, Antonio Carmona, ha tildado de "vergüenza" que ayuntamientos de la región "utilicen a los parados para hacer trabajo social", mientras UGT alerta que esta estrategia "generará más desempleo y precariedad".

El diputado regional del PSM se ha referido así al plan de empleo de la Comunidad de Madrid por el que parados que cobran prestación por desempleo podrán trabajar en instituciones públicas de la región. Carmona ha criticado que "se utilice a los desempleados sin ningún contrato y que se haga para poder maquillar las cifras del paro".