El 80% de los jóvenes atendidos por Cruz Roja está en paro

El 80% de los jóvenes atendidos por Cruz Roja está en paro
El 80% de los jóvenes atendidos por Cruz Roja está en paro |Telemadrid

Más de la mitad de los jóvenes atendidos por Cruz Roja --un 53,8 por ciento del total-- no creen que exista "un futuro prometedor" para ellos, aunque en un porcentaje similar --el 55,2 por ciento-- se muestran "bastante o muy satisfechos con su vida", algo que "aunque parezca contradictorio" se achaca, entre otros factores, al "apoyo familiar y del entorno" del joven, según ha explicado el coordinador general de la institución humanitaria, Antoni Bruel.

El documento 'Situación de la juventud vulnerable atendida por Cruz Roja' recoge datos de una encuesta realizada a más de 1.000 jóvenes de una muestra total de 82.000 entre edades de 14 a 24 años con los que trabaja la ONG en el ámbito de la intervención. En concreto, apunta a que tres cuartas partes de los entrevistados cree que la crisis económica actual tendrá "un impacto negativo" en su futuro profesional y personal."Hay una parte de los jóvenes que ve un futuro muy oscuro y embargado por la situación económica y, por ello, hay que trabajar para mantenerlos activos para cuando el empleo vuelva", ha señalado Bruel. En total, la tasa del paro de los jóvenes atendidos por Cruz Roja se acerca al 80 por ciento, casi 34 puntos superior a la tasa de paro juvenil medida por la EPA.

No obstante, el coordinador general de Cruz Roja en España ha destacado un "aspecto positivo" de la actual situación, ya que entiende que se produce por "un tema estrictamente económico sin otros factores sociales". "De esta forma, fortaleciendo la economía y sus propios esfuerzos podrán salir adelante", ha apostillado.Asimismo, ha explicado que el objetivo del informe pasa por "determinar las principales características de la juventud atendida en relación a aspectos laborales y educativos, identificar aspectos que caracterizan las situaciones de inactividad laboral y formativa de los jóvenes y, por último, analizar la percepción que tiene estos jóvenes de sí mismos y del contexto que les rodea".

PROBLEMAS EN LA ESCUELA POR CUESTIONES ECONOMICAS

La tasa de abandono educativo prematuro entre estos jóvenes atendidos por Cruz Roja es del 72 por ciento, más del doble de la media nacional de 2011, y hasta un 60 por ciento ni estudia ni trabaja, frente al 18,5 por ciento registrado en la población a nivel nacional.

Cuando se les pregunta por las problemáticas que dificultan su éxito escolar, más de la mitad de los jóvenes --el 55,4 por ciento-- aseguran que tuvieron "problemas económicos muy serios" y un 27,9 por ciento dijo que alguno de sus padres o tutores sufría una enfermedad grave."Se trata de situaciones límites en el hogar", ha matizado Bruel, que identifica una "relación directa" entre estos hechos y sus resultados escolares. El 24 por ciento carece de ingresos y en un 54 por ciento de los casos el dinero de los jóvenes procede de la propia familia.

Las cifras del estudio insisten en que el 56,2 por ciento de los que estudian repiten curso, un porcentaje cuatro veces superior a la media y "sólo un 41 por ciento avanzó de nivel el año pasado". El rendimiento académico de las chicas es superior al de los varones y cerca del 70 por ciento de los universitarios --dentro de este colectivo-- son mujeres.

En cualquier caso, un 59,5 por ciento de ellos reconoce que cuando estudiaba "no rendía lo suficiente". Por ello, seis de cada diez se marca como objetivo de aquí a cinco años la mejora de sus preparación, así como completar estudios, mientras que otro 14 por ciento cree que debe hablar inglés mucho mejor.

LA VALORACION DE LA FAMILIA ES "MUY POSITIVA"

Según este boletín de vulnerabilidad social de Cruz Roja, la valoración de la familia es "muy positiva" y constituye un papel referencial superior incluso al del grupo de amigos para estos jóvenes. El 77,8 por ciento de los menores de edad --y un 66,8 por ciento de los mayores-- respondió, como primera opción, que las cosas importantes se discuten en casa y con la familia.Sin embargo, la situación económica es "muy precaria", según recuerda Bruel, quien añade que un 55,4 por ciento de las familias tiene problemas económicos "muy serios", algo que se debe a que "sólo un 49 por ciento de los padres o tutores están ocupados y un 5 por ciento trabaja en la economía sumergida.

Más de la mitad de los jóvenes encuestados aseguran que la economía familiar ha empeorado "bastante" --33 por ciento-- o "mucho" --22 por ciento-- en el último año y un 8,5 por ciento de ellos trabajan para ayudar en casa. De hecho, sólo uno de casa tres --un 37 por ciento-- ve posible emanciparse en el futuro.

Por otra parte, el estudio recoge la percepción de los menores de origen inmigrante sobre su integración. Así, explica que "a pesar de que un 70 por ciento dice que querría quedarse en España y que su situación aquí es mejor que la que tendría en otro lugar, esta visión de futuro puede no ser excluyente, ya que un 54 por ciento quieren volver a su país de origen cuando consigan ahorrar".

CRUZ ROJA VALORA QUE LOS JOVENES "NO DEJEN DE SOCIALIZARSE"

Bruel también ha insistido en que hay un valor "muy positivo" en este colectivo, ya que "mientras que los adultos en paro inician un proceso de aislamiento de la sociedad, los jóvenes mantienen una vida activa". "No dejan de socializarse", ha matizado. En concreto, el 70 por ciento de ellos chatea o se junta de forma frecuente con los amigos y hasta un 21,4 por ciento dedica tiempo cada semana al voluntariado.

De la misma forma, destaca que el consumo de alcohol entre este colectivo --que se sitúa en el 73 por ciento-- es inferior al de la población en general --del 91 por ciento--, aunque advierte de que sus porcentajes son superiores a los de esta media en lo que respecta al consumo del resto de sustancias.

Por último, Bruel ha recordado que Cruz Roja atiende actualmente a unas 2,5 millones de personas en el Area de Intervención Social, casi 300.000 más que el año anterior y con un crecimiento del 163 por ciento desde el inicio de la crisis económica. De este total de personas atendidas por la organización humanitaria, cerca de 1,4 millones reciben asistencia en necesidades básicas.