Madrid renovará los árboles deteriorados o peligrosos en el Paseo de la Castellana

El Ayuntamiento de Madrid renovará en el Paseo de la Castellana los árboles cuyo estado es irreversibe o son potencialmente peligrosos, plantará ejemplares nuevos aumentando la variedad de especies y clausurará los alcorques inviables.

Estas actuaciones están contempladas en el Plan de Regeneración del Arbolado del Paseo de la Castellana, que, como eje principal de la ciudad, "precisa de una cubierta vegetal eficaz y segura para la ciudadanía que contrarreste los efectos negativos de la ciudad".

Según la información del Área de Medio Ambiente y Movilidad en la web del Ayuntamiento -www.madrid.es-, dicho Plan, que ya está en marcha, tiene entre sus objetivos lograr la seguridad de la ciudadanía, conseguir una cobertura vegetal eficaz y crear una arboleda con futuro.

Los técnicos municipales han inspeccionado las 4.844 unidades que forman la arboleda de la Castellana, de la cual el 3,06 % (148 árboles) son ejemplares viejos y 1,63 % (79) son árboles decrépitos.

Aunque hay más de 60 especies distintas, la biodiversidad de árboles en La Castellana es muy escasa dado que existe un predominio de Sophora japonica con un 94% en el primer tramo (Plaza Colón- Plaza Doctor Marañón), y del Plátano (47%), Melia (14%) y la Sophora (13%) en el segundo tramo (Plaza Doctor Marañón-Hospital La Paz) que representan el 82% de las especies, encontrándose el resto del arbolado de forma muy puntual.

Entre los principales defectos encontrados en esta arboleda hay "graves pudriciones", presencia del hongo Inonotus hispidus, colonizador de la madera, o árboles parcialmente debilitados o envejecidos.

Todo ello, entre otras causas, según los técnicos del Ayuntamiento, por la "elevada contaminación y presión por la gran afluencia de tráfico", climatología adversa, con temperaturas extremas y tormentas puntuales sumamente dañinas, o limitaciones en el desarrollo de árboles causada por interferencias con edificios, infraestructuras, vehículos, señales o farolas, o actos vandálicos, accidentes u obras.

Para las nuevas plantaciones, el Ayuntamiento de Madrid ha elegido "la especie idónea a cada espacio para que pueda desarrollarse con plenitud".