González 'cesa' a Abejas y Cafranga por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha cesado al director general de Economía, Pablo Abejas, con motivo del caso de las tarjetas "opacas" empleadas por directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia. El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha anunciado esta decisión de González, que además ha pedido a la presidenta de la Fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga, abandonara su cargo. Poco después, Carmen Cafranga, ha decidido presentar su dimisión tras el escándalo de las supuestas 'tarjetas b' que consejeros de Caja Madrid habrían usado para gastos privados valorados en más de 15 millones de euros entre 2003 y 2012.

Cafranga, en un comunicado, explica que a la vista de las informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación estos días sobre las tarjetas de empresa, presenta su dimisión con "el fin de preservar los intereses de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad Caja Madrid".

Victoria ha dicho que desconocía "absolutamente" la existencia de esas tarjetas, y ha remarcado que la Comunidad de Madrid "carece de ninguna competencia" sobre la supervisión financiera de Bankia o de Caja Madrid, competencias que corresponden al Ministerio de Hacienda o al Banco de España, ha añadido.

Aunque ha dicho respetar el derecho a la defensa de los usuarios de estas tarjetas, ha subrayado que deberán justificar "su buen uso y su adecuado destino a los gastos de representación a los que estaban ligadas", y en el caso de que no puedan justificarlos, ha considerado que deberían proceder a "la devolución de las cantidades y a la asunción de las responsabilidades que correspondan".

Según se supo ayer, la cúpula de Caja Madrid gastó 15,25 millones de euros entre 1999 y 2012 con tarjetas de crédito "opacas", emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada al resto de tarjetas de empresa de la entidad. Entre sus poseedores aparecen representantes de PP, PSOE, IU asi como de los sindicatos UGT y CC.OO.

EL JUEZ ANDREU PREGUNTA AL BANCO DE ESPAÑA SI CONOCÍA LAS "TARJETAS FANTASMA"

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha preguntado al Banco de España si conocía las 'tarjetas fantasma' que tenían los 86 consejeros de Caja Madrid y Bankia que la Fiscalía ha pedido investigar y le ha pedido que analice estas prácticas en el marco del informe pericial que están realizando para determinar si los exdirectivos de la entidad pudieron cometer un delito de administración desleal, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado ha dictado una providencia en la que traslada a los peritos del Banco de Espa que analizaban las retribuciones de los exconsejeros de la entidad los informes elaborados por la Fiscalía Anticorrupción y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que revelan que los exconsejeros cargaron para gastos privados un total de 15,2 millones de euros entre los años 2003 y 2012.

La documentación facilitada al juez, que ahora analizan los peritos del Banco de España, demuestra que los exconsejeros, entre ellos el expresidente de Bankia Rodrigo Rato y el de Caja Madrid Miguel Blesa y representantes del PP, el PSOE, IU, los sindicatos y los empresarios, cargaron en sus tarjetas gastos en restaurantes, grandes superficies, hoteles y ropa.

El fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, trasladó el pasado 24 de septiembre al juez Andreu, que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia, las diligencias que había abierto el pasado 24 de septiembre por posibles delito societario y de apropiación indebida. El Ministerio Público comenzó estas pesquisas después de que Bankia comunicara el uso irregular de las tarjetas al FROB y este organismo, dependiente del Banco de España, lo pusiera en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción.

Según Anticorrupción, las tarjetas fueron emitidas "al margen del circuito establecido con carácter general y ordinario" del banco, con un gasto de 15.249.300 euros para los exconsejeros de Caja Madrid entre 2003 y 2012 y de 245.200 euros para los de Bankia entre 2011 y 2012. Esta entidad interesó la justificación de los gastos a sus ejecutivos y directivos, quienes procedieron a devolver el dinero, según fuentes de la entidad.

En concreto, los 21 consejeros ejecutivos y directivos de Caja Madrid, entre ellos Blesa y Sánches Barcoj, gastaron 6.285.100 euros entre 2003 y 2011, mientras que 65 miembros de la Comisión de Administración y Control de la caja cargaron un total de 8.964.200 euros en el mismo periodo.

Entre ellos se encuentran el exsecretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada, el exdiputado 'popular' Pablo Abejas, el exnúmero 2 del PSM Antonio Romero y el dirigente de IU José Antonio Moral Santín, el sindicalista de CCOO Antonio Baquero, y el de UGT, José Ricardo Martínez.

El 33,2 por ciento de los gastos corresponden a efectivo sacado de los cajeros, el 14,8 a desplazamientos y viajes, el 11,1 por ciento a grandes superficies, el 10,1 por ciento a restaurantes, el 8,3 por ciento a hoteles, el 5,8 por ciento a ropa y complementos y el 3,3 por ciento a alimentación. El 13,4 por ciento se correspondía con otros gastos.

Entre 2011 y 2012, cuatro consejeros ejecutivos y directivos de Bankia utilizaron las tarjetas aunque devolvieron parte de los importes. Sánchez Barcoj facturó cerca de 90.900 euros; Rodrigo Rato, 54.800; Matías Amat, 42.000; y José Manuel Fernández Norniella, 9.700. La tarjeta de Francisco Servando Verdú no registró ningún movimiento.

En estos dos años, además, 14 de los 20 consejeros y directivos de Caja Madrid realizaron movimientos por valor de 47.900 euros. Entre ellos estaban el exsecretario de Estado de Hacienda con el PP José Manuel Fernández Norniella y el presidente de la patronal CEIM Arturo Fernández.

MONTORO LO CALIFICA DE "EXECRABLE" Y DE "CONDUCTA PROFUNDAMENTE IMPROPIA"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha calificado como "execrable" y "conducta profundamente impropia" el uso de tarjetas de crédito "opacas" por parte de cargos de Caja Madrid entre los años 1999 y 2012, y ha añadido que "si a alguien le duele es a mí".

En una entrevista en la Cadena Ser, Montoro ha admitido que lamenta profundamente ver el nombre de su antiguo compañero de gabinete y ex presidente de la entidad, Rodrigo Rato, involucrado y subrayaba que "todo esto sale ahora porque han mejorado los controles" y ha añadido, "las crisis también sirven para limpiar".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez también se ha referido al presunto fraude y ha asegurado que los militantes del PSOE implicados "van a tener que explicar exactamente el uso de esos recursos" y si se confirma que hubo un mal uso van a tener que devolver el dinero y serán expulsados del partido.

NO HABÍA CONTROL DE LOS GASTOS DE TARJETAS

El exconsejero de Caja Madrid Ignacio del Río ha señalado este jueves que en la entidad no había ningún control de los gastos que se hacían con la tarjeta, ya que no se reclamaban las facturas. En declaraciones a la Cadena Ser, Del Río, que abandonó la entidad en 2003, ha recordado que esta tarjeta estaba destinada a sufragar gastos de representación (comida o viajes) y guardaba una cuantía de 600 euros anuales.

"Recuerdo una conversación de (Miguel) Blesa en la que nos decía que la tarjeta que se nos daba no era ni para ropa ni para retirar dinero. Era para comidas o gastos de desplazamientos en función de razón profesional, no desplazamientos privados", ha indicado.

"No había más control desde el punto de vista de remisión de las facturas a Caja Madrid. No tenía más control que su adecuada y debida utilización de la tarjeta", ha añadido.

Del Río ha insistido en que, a la hora de realizar la declaración de la renta, Caja Madrid aportaba una certificación de los pagos que se ejecutaban, como dietas o indemnizaciones, pero no se incluían los gastos de la tarjeta. "La legislación de Hacienda ha variado mucho y solo en esta última etapa los gastos en especie son gastos declarables como tales", ha precisado.

"La reflexión que tenemos que hacer es si las cajas de ahorros y las entidades financieras trufadas de políticos han sido un buen sistema. No ha sido así. Buena prueba de ello es que el Gobierno de Mariano Rajoy ha cambiado todo este sistema y se ha ido a la despolitización de las cajas, quitando todo lo que suponga una intromisión de la política de una manera directa", ha resumido Del Río.

CCOO ABRIRÁ UNA INVESTIGACIÓN

El sindicato CCOO abrirá una investigación interna para determinar la responsabilidad de varios representantes del sindicato que eran consejeros de Caja Madrid y disponían de tarjetas de la entidad, al tiempo que pide a la justicia que actúe con celeridad y diligencia. El sindicato contaba con al menos con cuatro representantes en Caja Madrid -Francisco Baquero, Rodolfo Benito, Juan José Azcona y Pedro Bedia- que gastaron 584.500 euros en total entre 2003 y 2012 con tarjetas opacas.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha adelantado que el sindicato ha pedido "explicaciones" a sus consejeros en Caja Madrid y les ha solicitado "información veraz" tras lo cual, adelantó, el sindicato actuará en consecuencia si se detectan comportamientos que no se atengan a la legalidad o no ajustados al código ético de UGT.

Por su parte, Izquierda Unida ha pedido una Comisión de Investigación en la Asamblea sobre el uso de tarjetas de crédito por parte de directivos y consejeros de Caja Madrid entre 1999 y 2012, entre los que figuran los exafiliados a esta formación Rubén Cruz y José Antonio Moral Santín.

El Ayuntamiento de Madrid ha recordado hoy que "ningún concejal" de la capital ha formado parte del Consejo de Administración de Caja Madrid desde el año 2003.