Orden de cierre para la residencia 'Arzobispo Morcillo' de Soto del Real

Residencia 'Arzobispo Morcillo' de Soto del Real
Residencia 'Arzobispo Morcillo' de Soto del Real

La residencia privada de la tercera edad 'Arzobispo Morcillo', en la localidad de Soto del Real, está en el punto de mira después de que la Fiscalía haya instado a la Comunidad de Madrid a cerrar la instalación ante el peligro que aprecia para la salud e integridad de los usuarios por el "deplorable" estado en el que se encuentran ellos y las instalaciones.

El Gobierno regional ya ha anunciado que cerrará la residencia e incoará un expediente sancionador contra su titular. Las multas económicas por diversas infracciones ascienden a un total a 127.005 euros.

La Fiscalía ha adoptado esta medida tras una visita rutinaria realizada este lunes por la fiscal especialista en discapacidades de la Fiscalía de Alcobendas, quien detectó esta situación en la residencia, en la que la Comunidad de Madrid ya había precintado el 1 de julio la consulta médica, la de fisioterapia y el gimnasio.

Además de urgir al cierre de la residencia, la Fiscalía ha solicitado a la Guardia Civil un atestado en el que, según avanza el Ministerio Público en un comunicado, "presumiblemente" se imputará a los responsables del centro la posible comisión de delitos contra la salud pública y la integridad de las personas.

Sin garantías

Según fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, la Comunidad de Madrid cerrará la residencia tras comprobar en una visita realizada por sus inspectores y representantes de la Fiscalía que este centro no estaba garantizando la adecuada atención médica, ni los cuidados básicos a los usuarios, ni su adecuada alimentación.

Este centro, dice la Consejería, es de titularidad privada y en él no existen plazas concertadas por la Comunidad de Madrid, si bien el Gobierno regional va a garantizar la atención a los 60 residentes afectados.

La Consejería añade que ha informado a los familiares de los residentes de la situación y que, en el caso de no poder asumir el cuidado de su familiar, se les habilitará plazas de emergencia en centros dependientes de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) o de la Dirección General de Dependencia.

El alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, ha expresado a la Comunidad de Madrid que su Gobierno (PSOE) "se pone a su disposición para cualquier cosa que se necesite". El primer edil ha subrayado que a lo largo del día ha estado en contacto directo con las autoridades de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, cuyos responsables han informado al Ejecutivo municipal de la situación del centro. Lobato insiste en que el Consistorio "no es competente, ni tiene ningún papel ni función con respecto a esa residencia de la tercera edad", pero igualmente se ha puesto "a total disposición" de la Comunidad y de los usuarios "para cualquier cosa que necesiten".