La Comunidad dedicará 80 millones para reducir las listas de espera

La Comunidad dedicará 80 millones para reducir las listas de espera

El Consejo de Gobierno acordó destinar 80 millones de euros para la mejora de la lista de espera quirúrgica durante los próximos cuatro años, según dijo su presidenta, Cristina Cifuentes, quien citó la reciente publicación de los datos de esta lista en la Comunidad de Madrid según los criterios del modelo del Sistema Nacional de Salud.

Esta inversión forma parte del Plan de Mejora de la Lista de Espera Quirúrgica 2016-2019, dijo Cifuentes, quien señaló que "este plan integral se va a desarrollar con carácter inmediato hasta 2019".

"No es un plan estático y cerrado, sino dinámico y abierto a cuantas adaptaciones se vayan requiriendo en función de los resultados", añadió. Citó una batería de diez medidas concretas, entre ellas, destinar 80 millones de euros entre 2016 y 2019, a razón de 20 millones de euros al año, para desarrollar el citado plan.

Otras de las medidas son "incorporar al mayor número de profesionales sanitarios a la agilización de las listas de espera, suscribiendo acuerdos con ellos, a través de los denominados pactos de gestión y establecer un sistema de incentivos para los profesionales sanitarios, relacionado con la consecución de los objetivos".

APERTURA DE QUIROFANOS POR LAS TARDES Y EN FINES DE SEMANA

Además, se contempla la apertura de quirófanos por las tardes y durante los fines de semana, "algo que ya se ha empezado a poner en práctica", según Cifuentes, quien indicó que, a fecha 15 de enero, los 29 hospitales del Servicio Madrileño de Salud con actividad quirúrgica están en disposición de hacer cirugía por la tarde, tras aceptar incorporarse a esta iniciativa tres nuevos centros, pendientes de concretar su actividad en ese horario.

Manifestó que el 90% de los hospitales con cirugía ya cuentan con actividad quirúrgica planificada en horario de tarde y destacó que esto ha hecho posible que durante el último mes se hayan realizado 1.173 intervenciones quirúrgicas en hospitales públicos en horario de tarde, reduciendo así la lista de espera.

Asimismo, explicó que también "se incorpora un nuevo modelo para establecer prioridades en las listas de espera, en función de la gravedad de las patologías y de si suponen un riesgo vital o afectan significativamente a la calidad de vida". "Por ello, se marcarán objetivos específicos en los tiempos máximos de atención, que son aún más exigentes que los implantados a nivel nacional, y que se van a tratar de reducir progresivamente todavía más", añadió.

A su juicio, el objetivo es "conseguir que la espera media para intervenciones quirúrgicas no urgentes no exceda de los 30 días, debiendo ser muy inferiores en los casos de mayor riesgo, como los relacionados con enfermedades oncológicas o cirugía cardíaca".

Cifuentes también habló del establecimiento de iniciativas concretas para obtener el máximo rendimiento de toda la red sanitaria pública y destacó que "se evitará que los pacientes que puedan ser dados de alta los viernes, tengan que esperar durante el fin de semana para poder salir del hospital hasta el lunes siguiente, ocupando innecesariamente una cama, y manteniendo una situación que médicamente no es necesaria".

Aseguró que "habrá facultativos para poder dar el alta los viernes, los sábados o los domingos" y explicó que se potenciará la cirugía mayor y menor ambulatoria, elaborando un catálogo de los procedimientos quirúrgicos que pueden llevarse a cabo mediante este sistema.

La presidenta explicó que también se impulsará la participación de los profesionales de Atención Primaria en la cirugía menor en los Centros de Salud y se mejorará la gestión clínica en los hospitales públicos, "dando prioridad a la derivación de pacientes entre los propios centros públicos, y disminuyendo al máximo la externalización".