Madrid invierte para consolidar el número de plazas para 'menas'

Varios 'menas', en un parque
Varios menores inmigrantes, en un parque

La Comunidad de Madrid ha dado luz verde este martes al acuerdo marco que a partir de ahora fijará las condiciones a las que deberán ajustarse los contratos de servicios de acogimiento residencial de menores extranjeros no acompañados (menas) con un valor estimado de 24.648.019 euros y un plazo de ejecución de dos años.

Este acuerdo marco, que depende de la Dirección General de Infancia, Familias y Natalidad, consolida 120 plazas para menores extranjeros no acompañados, que podrían incrementarse, si fuera necesario, en un 20% hasta alcanzar así un total de 144 plazas.

De esta manera la Comunidad de Madrid consolida el número de plazas para menas, garantizando la homogeneización de las condiciones en las que se gestionan, pero también deja abierta la posibilidad de concertar nuevas plazas en función de la disponibilidad presupuestaria y de la demanda existente en momentos puntuales, según una nota de la Administración regional.

Lo ha anunciado el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo madrileño, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Aguado ha resaltado que el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ha enviado a los grupos parlamentarios de la Asamblea una carta en la que les invita a trabajar para consensuar un pacto regional que dé solución a la atención a los menores extranjeros no acompañados que llegan a la Comunidad, a semejanza del acuerdo que se alcanzó para mejorar la situación de la Cañada Real Galiana.

Acogida temporal para 26 menores extranjeros

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha sido informado de la contratación del servicio de acogimiento residencial temporal para 26 menores extranjeros no acompañados de 13 a 17 años con necesidad de atención especializada, por un importe de 599.349 euros.

Estas plazas han sido tramitadas por el procedimiento de emergencia. Debido a la situación de especial vulnerabilidad de estos menores, se requiere de una atención intensiva, ya que suelen presentar dificultades de adaptación, culturales y sociales a su nuevo entorno, así como problemas de consumo de tóxicos. Por ello, para el Gobierno regional, resulta necesario dar una respuesta urgente para garantizar la seguridad de estos menores y contratar las 26 plazas con entidades que cuentan con personal especializado y con las instalaciones necesarias para atenderles de manera inmediata, con carácter temporal y excepcional.