Cifuentes pacta con Iberdrola, Gas Natural y Endesa contra la pobreza energética

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha anunciado la inminente firma de un convenio con las empresas comercializadoras de energía eléctrica y de gas natural que operan en la región para la protección de los consumidores en situación de vulnerabilidad, que supondría que la Comunidad se haría cargo de las facturas de gas y electricidad de las familias necesitadas durante seis meses, entre los que se encontrarían los de invierno. El Consejo de Gobierno ha sido informado de este convenio, que será suscrito por Iberdrola, S.A.U., Gas Natural Fenosa, S.A. y Endesa, S.A y en el que se materializan los acuerdos alcanzados en las negociaciones iniciadas el pasado mes de septiembre con estos tres grandes grupos energéticos, ha informado este martes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

El objetivo es garantizar que los hogares de la Comunidad de Madrid en situación de precariedad energética puedan hacer frente a las facturas de electricidad y gas natural en una época del año que coincide con los meses más fríos. Cifuentes ha destacado que "este acuerdo dará respuesta a una demanda de justicia social que requiere soluciones inmediatas". Asimismo, la presidenta ha explicado que "se han establecido las bases para articular un procedimiento que permita garantizar el suministro de electricidad y gas natural a la vivienda habitual, ubicada en la Comunidad de Madrid, de clientes en situación de especial vulnerabilidad económica, con el objetivo de evitar la suspensión del suministro de electricidad y gas natural como consecuencia del impago de facturas, o el restablecimiento del servicio en el plazo más breve posible cuando ya se esté tramitando una ayuda pública para el pago de las mismas".

Para garantizar el cumplimiento de este convenio, la Comunidad de Madrid ha dotado un presupuesto de un millón de euros para 2015, que será ampliado en el año 2016 si ello fuera necesario.

Los beneficiarios de este convenio serán las personas físicas titulares de contratos suscritos con dichas empresas comercializadoras de electricidad y gas natural en su vivienda habitual ubicada en la Comunidad. Deberán contar con un informe de los servicios sociales municipales que certifique su situación de vulnerabilidad económica, y que deberán remitir, junto a la solicitud, a la Consejería de Políticas Sociales y Familia, que será la encargada de dar el visto bueno.

A partir de ese momento, la empresa comercializadora se compromete a no suspender el suministro durante el plazo de un mes o a restablecerlo en un máximo de 48 horas en caso de que se haya suspendido el servicio.

El objetivo del convenio es garantizar a determinadas personas en situación económica vulnerable el acceso a la energía suficiente para atender las necesidades básicas diarias, como son la luz, los electrodomésticos, el agua caliente y la calefacción.

Para asegurar la adecuada aplicación de los recursos públicos y garantizar un consumo responsable, se establecen unos límites de potencia y consumo por cada punto de suministro, en los que se han tenido en cuenta las medias obtenidas por diversas fuentes oficiales de consumo de un hogar equipado en la Comunidad de Madrid en los meses de invierno.

Así, la Comunidad de Madrid se hará cargo de las facturas de gas natural y electricidad de las familias más desfavorecidas, con una potencia máxima contratada de 4,6 kW en el caso de la electricidad, y un consumo máximo establecido en función del número de miembros por suministro para el gas natural y también para la electricidad.

EL TEATRO ALBENIZ SERÁ BIEN DE INTERÉS PATRIMONIAL

Asimismo, la presidenta regional Cristina Cifuentes ha anunciado hoy que la Comunidad de Madrid va a declarar Bien de Interés Patrimonial (BIP) al Teatro Albéniz, tanto por su valor arquitectónico y artístico como por haber sido sede de una importante actividad cultural en el pasado."Sin esta declaración el inmueble en su conjunto quedaría desprotegido y podría ser demolido", ya que estaría a merced de la voluntad de los propietarios, ha subrayado Cifuentes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Situado en la calle de la Paz número 11, ha sido un referente en Madrid y desde su cierre "muchas voces han reivindicado que se mantuviera viva la memoria del teatro, por lo que significa en el mundo cultural madrileño", incluso se había creado una plataforma específica con este fin, ha dicho.

Tras la declaración de Bien de Interés Patrimonial, el teatro podrá tener todos los usos que sean compatibles con la naturaleza del espacio y su configuración, es decir, teatro, espectáculos, conciertos, cafés, convenciones."Cualquier actividad que requiera de un escenario y un público y de unas especiales condiciones ambientales y de funcionamiento", ha precisado la presidenta, ya que la declaración supone que la sala, el escenario, los accesos a los tres niveles del teatro y las escaleras se mantendrán. Sin esta protección, ha añadido, el Ayuntamiento estaría obligado a conceder la licencia de demolición total o parcial, si así la solicitaran sus dueños.

Se ha optado por una protección de nivel medio, para bienes que, sin tener una especial relevancia arquitectónica sí tienen interés histórico o cultural.

Con ello, toda intervención requiere autorización previa de la Administración, salvo actuaciones de mantenimiento que no afecten al exterior o que modifique el edificio.

Ahora el teatro está "totalmente desprotegido por una resolución judicial que a instancias del propietario eliminaba la protección", y podría ser "absolutamente destruido por la propiedad", según Cifuentes que considera "importante" la decisión.

El teatro, ubicado en una parcela de 1.377 metros en el distrito Centro, ha tenido distintos usos a lo largo del tiempo dedicándose a la comedia, pero también al teatro musical, especialmente a la zarzuela y la revista, durante las primeras décadas del siglo XX, para continuar con el cine en los años 30.

Tras el paréntesis de la Guerra Civil, el empresario Máximo Moro concibió en 1942 un proyecto flexible de sala de teatro, cine, variedades, teatro musical y sala de fiestas en un complejo que incluía también oficinas, viviendas y un hotel, y que se inauguró en 1945.

A partir de 1954, con el auge del cine en color, se convirtió en una de las salas mejor equipadas, y se alternó el cine y el teatro, junto con el de una sala de fiestas en el sótano, hasta 1984.

Un año después la familia Moro decidió recuperar el edificio como teatro y en 1986 la Comunidad de Madrid arrendó el edificio como sede principal de la programación teatral y operística del Festival de Otoño de Madrid.

En diciembre de 2008 la Comunidad canceló el contrato de alquiler con motivo de la inauguración de los Teatros del Canal y desde entonces el Albéniz no tiene uso.

Tras el inicio del procedimiento para declararlo BIP, con sus correspondientes consultas a los órganos competentes y plazos de alegaciones, la declaración entra en vigor a los seis meses de su publicación en el BOCM.

VACUNACIONES DE VARICELA Y TOSFERINA

La Comunidad de Madrid está poniendo desde hoy a los niños de 15 meses la vacuna de la varicela, y desde este jueves pondrá también la vacuna de la tos ferina a las mujeres que se encuentren en el tercer trimestre de gestación. Así lo ha anunciado hoy la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Una niña de 15 meses ha sido la primera en recibir la vacuna de la varicela, en concreto en el centro de salud Rosa de Luxemburgo de San Sebastián de los Reyes, después de que hace unas semanas el Gobierno anunciara su intención de adelantar a diciembre la recuperación de la vacuna contra la varicela para todos los niños de 15 meses.

Cifuentes ha anunciado también que desde este mismo jueves se podrán vacunar de tos ferina las mujeres embarazadas que se encuentren en su tercer trimestre de gestación, entre las semanas 28 y 36.

Los expertos indican que la vacuna es segura durante el embarazo y consigue proteger al bebé desde ese momento hasta que se le administre su primera dosis a los dos meses.