Casado replica a quienes le llaman radical que "eso es tener las cosas claras"

Casado replica a quienes le llaman radical que "eso es tener las cosas claras"

El líder del PP, Pablo Casado, ha defendido hoy una política de inmigración "realista" y "no buenista" y ha replicado a quienes le llaman radical por sus posiciones en este tema que dicha expresión viene de la palabra "raíz" y supone "tener las cosas claras". En su discurso ante la Junta Directiva Regional del PP, Casado ha señalado que, cuando ha gobernado el PP, "no ha habido problemas con la acogida de inmigrantes", y se ha remontado a los años noventa, en parte de los cuales fue presidente José María Aznar, para señalar que entonces "no hubo problemas" con la acogida de inmigrantes, que fue "ordenada y legal, integrada y sin guetos".

"Nos llaman radicales", ha admitido Casado, cuyas palabras sobre la inmigración de este fin de semana, cuando dijo que no había papeles para todos, han sido muy criticadas.

Pero ha insistido en que la expresión "radical" viene "raíz" y eso supone "tener las cosas claras", hablar con "independencia" y "no ir por las ramas", además de ser "fiel a los principios". Y tras insistir en que los principios del PP no solo son los correctos sino que además han sido "los más eficaces", ha defendido una política de inmigración que tenga en cuenta en primer lugar la seguridad y en segundo la solidaridad.

Así, ha apuntado que lo primero que hay que hacer es garantizar la seguridad en las fronteras y tratar la inmigración "en origen", con una mayor implicación del Frontex (la agencia europea de la guardia de fronteras y costas), con la coordinación con las armadas de países vecinos y con el apoyo a la Guardia Civil y la Policía. Y un apoyo, ha añadido, que incluya la "censura" a las agresiones con cal viva, como las dirigidas a agentes de la Guardia Civil hace cuatro días en un asalto a la valla de Ceuta.

En cuanto a la solidaridad, Pablo Casado ha reiterado esta tarde que la izquierda "no tiene el monopolio de los buenos sentimientos", y esta política "no se arregla" colocando un cartel de "bienvenidos refugiados", como hizo el ayuntamiento de Madrid en su fachada.

"La demagogia no es buena ni para España ni para los inmigrantes extorsionados", ha apuntado Casado, quien ha insistido en que la inmigración debe de abordarse desde una "perspectiva realista y sincera y no buenista y demagógica".

ORGULLOSO DEL PP DE MADRID

El presidente del PP, Pablo Casado, ha trasladado este lunes que está "muy orgulloso" del PP de Madrid y de los líderes que han tenido, de las cosas que han hecho y de la transformación "magnífica" que han posibilitado en la región. Durante su intervención en la reunión de la Junta Directiva Regional del PP de Madrid, Casado ha recordado a los asistentes que lleva "mucho tiempo" militando en el partido y ha reconocido que no hubiera sido posible su victoria en el Congreso Nacional sin el apoyo de la región.

Por otra parte, Casado ha instado a los 'populares' madrileños que se vuelquen en "hacer activismo desde Madrid" y ha remarcado que las políticas desde la capital son "el mejor ejemplo para reivindicar la mejor esencia" de la formación. Además, ha instado a los presentes a "seguir gobernando para la gente porque el tiempo pasa volando y las elecciones están a la vuelta de la esquina".

"Con ese orgullo que a veces empezaba a escasear, con ese optimismo que a veces empezaba a flaquear es como tenemos que afrontar estos meses. Pertenecéis al mejor partido de la Comunidad y al que mejor ha hecho las cosas para los madrileños", ha clamado.

Así, de cara a las próximas elecciones ha pedido al PP de Madrid que comience una "precampaña" con la mirada puesta en trabajar en las listas electorales y programas. Respecto a esto último, ha señalado que no le gustan las generalidades ni los manifiestos casi memorizables sino que toquen "casi la fibra sensible de cada vecino".

Para Casado, el Congreso Nacional del partido ha sido "un revulsivo de ilusión para los afiliados que se tiene que trasladar a los votantes". "Estoy convencido que hemos salido más fuertes, más unidos y con más opciones para reconquistar el espacio del centro-derecha", ha defendido.

El presidente de los 'populares' ha incidido en que el partido está preparados para las elecciones generales "sean cuando sean" y van a ganarlas. "Que las convoquen cuando quieran", ha dicho, para a renglón seguido incidir en que los españoles ya les echan de menos y quieren que regresen al escenario político.