Carmena presidirá los pleno pero se desconoce si responderá a la oposición

Los plenos del Ayuntamiento de Madrid serán los últimos miércoles del mes y ahora mismo se estudia por el Gobierno municipal si la regidora, Manuela Carmena, que presidirá las sesiones, responderá en ellas, como hasta ahora hacía su antecesora, Ana Botella, tras una iniciativa impulsada por el que fuera alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

La periodicidad de los plenos y de las comisiones se ha aprobado este martes por unanimidad en una sesión de tan solo 10 minutos de duración, en la que también se ha dado luz verde una declaración institucional a favor del colectivo LGTBi.

El próximo Pleno ordinario se celebrará, sin embargo, el 22 de julio. Antes habrá dos sesiones extraordinarias consecutivas, concretamente el 9 de julio. La portavoz del Grupo Municipal Popular, Esperanza Aguirre, ha señalado a los periodistas en una conversación informal en los pasillos del Palacio de Cibeles que se ha aceptado su propuesta de convocar un pleno extraordinario sobre la tolerancia y contra la incitación al odio.

Ese mismo día tendrá lugar un Pleno extraordinario organizativo para aprobar la estructura del Ayuntamiento. Fuentes de Ahora Madrid han avanzado que este jueves se dará el visto bueno en Junta de Gobierno a parte de la reestructuración municipal y la semana que viene se completará, uniéndose a la ya aprobada y que pasa por un ahorro superior a los 600.000 euros.

DECLARACIÓN CONTRA LA HOMOFOBIA Y POR LA SANIDAD PÚBLICA

Los grupos municipales de Madrid aprobaron por unanimidad una declaración institucional en favor de la igualdad de trato a los homosexuales y contra la homofobia, y que también incluyó un punto declarando su apoyo a una sanidad pública y universal.

La declaración, leída por la alcaldesa y presidenta del Pleno, Manuela Carmena, al terminar la sesión extraordinaria que se había convocado a efectos organizativos, afirma que en relación a la igualdad de los homosexuales es "mucho lo conseguido", pero queda también "mucho por conseguir", por lo que el Ayuntamiento, como institución más cercana a los ciudadanos, se compromete a trabajar por la "igualdad real en todos los ámbitos de la vida" y contra el odio por razones de diversidad sexual.

En este sentido, el Consistorio se compromete a emprender campañas educativas en los colegios (de acuerdo con la Comunidad de Madrid), contra el acoso escolar por homofobia, de formación a los agentes de seguridad y de autoestima a las personas más vulnerables dentro del colectivo, y para la inserción laboral de estas personas.

La declaración institucional incluye otros aspectos colaterales, como una defensa de la sanidad pública y universal que también aprobó el PP y medidas en defensa de las personas que se han contagiado del virus VIH, por la prevención del contagio y por la inserción laboral de estas personas.

TODOS LOS GRUPOS APRUEBAN QUE UN ESPACIO DE MADRID LLEVE EL NOMBRE DE ZEROLO

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por unanimidad una resolución con motivo del día internacional del orgullo LGTBI que recoge la intención de que un espacio de Madrid lleve el nombre del fallecido socialista Pedro Zerolo, concejal y activista por los derechos de este colectivo.

En el primer pleno de la legislatura, todos los grupos -PP, Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos- han apoyado una declaración institucional que recuerda que, aunque es mucho lo conseguido en los derechos de este colectivo, queda mucho por hacer y señala que Madrid está "comprometido" con sus necesidades.

La resolución recoge que la institución municipal es la más cercana a los vecinos y está comprometida con sus necesidades y con la "búsqueda de la igualdad real en todos los ámbitos".

En ese sentido, reivindica la necesidad de disponer de una sanidad pública y universal que garantice al colectivo la atención necesaria y la implantación de políticas de prevención del VIH así como de actuaciones encaminadas a la no estigmatización de personas que sufren esta enfermedad.

En la resolución, los grupos se comprometen a aprobar en el próximo pleno que un espacio público de la ciudad lleve el nombre de Zerolo, concejal y activista que luchó precisamente por los derechos de las personas LGTB.