Carmona y Villacís critican que el ayuntamiento incremente sus asesores y los reduzca a la oposición

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, y la de Ciudadanos, Begoña Villacís, coincidieron hen criticar que el Gobierno municipal incremente su número de asesores y eventuales y los reduzca a la oposición, que tiene la obligación de controlarle.

En declaraciones a los periodistas tras el Pleno extraordinario de hoy, Carmona dijo que los socialistas son "partidarios de adelgazar el número de contratados a dedo por la Administración local", no de que éstos aumenten y se los reduzcan a grupos de la oposición.

"Tienen que reducir el número de eventuales que tienen ellos", subrayó, recordando que él lo postuló durante la campaña. "Reducir eventuales en el control político y aumentarlos en la Administración local no es democrático y no es de recibo. Los concejales tienen que mirarse a sí mismos, no digo quiénes más y quiénes menos, y reducir los eventuales".

Justo antes que Carmona, Villacís afirmó que C's proponía "una redución significativa de los puestos eventuales, pero no en la oposición, que es el primer control antifraude y anticorrupción". La portavoz de Ciudadanos también aseguró que, contra lo publicado por algunos medios digitales, los grupos municipales no han hablado en ningún momento de sueldos ni coches oficiales, por lo que es imposible que ella, que recalcó que va a trabajar en metro, se haya opuesto a ninguna reducción.

Sí se ha hablado, admitió, del número de asesores municipales, y en este punto advirtió de que "un gobierno democrático necesita una oposición fuerte", y para eso los grupos necesitan tener un número de asesores técnicos que abarque todas las vertientes de la Administración y le permita "rebatirlo todo".

Villacís explicó que ella, si fuera gobierno, jamás habriá reducido el número de asesores de la oposición, pero añadió que C's sí que tenía previsto reducir el coste que suponen estos eventuales para las arcas del Ayuntamiento. Ahora bien, matizó, su plan pasaba por contratar a tiempo parcial a mayores de 45 años, que tienen mucha experiencia, dificultades para volver al mercado laboral y cuya contratación goza de bonificaciones en la Segufidad Social.

De esta forma, explicó, los grupos dispondrían de un número suficiente de asesores para abarcar todas las parcelas sobre las que tienen que hacer oposición, los tendrían a un coste menor para el Consistorio por las citadas bonificaciones, y a la vez haría una labor de RSC al contratar a personas que tienen dificultad para encontrar mpleo. Con la reducción en porcentaje que ha decretado el Ayuntamiento, protestó, "vamos a tener deficiencias en determinadas disciplinas".

La portavoz del PP, Esperanza Aguirre, no quiso sumarse a estas críticas afirmando que ella siempre está a favor del adelgazamiento de la administración. Por su parte, la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, eludió hacer declaraciones en contestación a estas críticas de los grupos municipales del PSOE y Ciudadanos.

Mejores Momentos