Un particular de Brunete se apropia de 54.000 metros cuadrados de suelo público

Nuevo vallado sobre el existente en el Descansadero Sur de Brunete
Nuevo vallado sobre el existente en el Descansadero Sur de Brunete |ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

El Descansadero Sur de Brunete es una vía pecuaria incluida en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama. Es por tanto suelo público de titularidad regional y protegido. A pesar de ello ha sido vallado por un particular en sus 54.000 metros cuadrados de extensión, superficie equivalente a cinco veces la de la Plaza Mayor de Madrid.

Luis de Andrés, portavoz de Ecologistas en Acción, ha asegurado que la situación de este 'descansadero' se ha enquistado con el tiempo. Hace más de una década apareció un primer vallado que también fue denunciado y ahora "se ha instalado un segundo vallado y han cavado un foso que impide su uso ganadero o por cualquier ciudadano". Añade De Andrés que quien lo ha hecho sabe que es terreno público porque esa zona está amojonada, es decir, está delimitada por la propia Comunidad de Madrid que es la competente en la protección del dominio pecuario.

Denuncia

Los hechos han sido denunciados por la organización conservacionista ante la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de la que depende el área de Vías Pecuarias.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente han confirmado lo ocurrido y el inicio del procedimiento para la recuperación del suelo. La Justicia ya dictaminó, a raíz de la primera ocupación, que este terreno es dominio público bajo la vigilancia de la Comunidad de Madrid. A pesar de ello los supuestos propietarios han reforzado el perímetro recientemente al considerarlo suyo.

Quitar las vallas

De Andrés considera que la Consejería tiene capacidad para intervenir inmediatamente, quitar las vallas y sancionar a los autores del cerramiento.

Existe un precedente aún más grave de usurpación de suelo público en Brunete. Otro particular trató de impedir el paso por la red de de caminos públicos de la finca "La Pellejera". Más de 270.000 metros cuadrados que finalmente han podido recuperarse parcialmente tras varias movilizaciones de vecinos y ecologistas y la intervención de la Consejería de Medio Ambiente.