Beteta: en los últimos siete años la región ha perdido 10.871 millones de euros en inversión

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, calcula que el Gobierno de la Nación debería invertir un 40% más en la Comunidad de Madrid para cubrir todas las necesidades que tiene la región. Tras conocer el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, el consejero ha manifestado que la acción del Gobierno central con Madrid ha sido "dañina" y "perjudicial" desde que gobierna José Luis Rodríguez Zapatero.

Así, ha dicho que en los últimos siete años la región ha perdido 10.871 millones de euros en inversión. "Este olvido con Madrid ha restado 8.902 millones de euros al PIB de la Comunidad de Madrid en este periodo, es decir, el 4,5 por ciento del PIB de la región no ha tenido lugar por las decisiones de Zapatero", ha dicho.

Acompañado por el viceconsejero de Hacienda, Enrique Ossorio, Beteta ha analizado la incidencia que para la región tiene la subida de impuestos y el "incumplimiento" del Sistema de Financiación Autonómico que se recoge en los Presupuestos Generales del Estado.

Ha calificado de "dañina" y "perjudicial" para los madrileños la actuación del Gobierno desde que Rodríguez Zapatero llegó a La Moncloa (2004) y ha cifrado en 10.871 millones de euros la inversión estatal que la región ha dejado de percibir, un "olvido" -ha dicho- que ha restado 8.902 millones de euros al PIB madrileño y "ha impedido" la creación de 175.000 empleos.

MADRID SOLO RECIBIRÁ EL 9,6% DE LA INVERSIÓN TERRITORIALIZADA FRENTE AL 17% DE CATALUÑA

Según el análisis de los nuevos Presupuestos del Estado, Madrid sólo recibirá el 9,6 por ciento de la inversión territorializada -frente al 17 por ciento de Cataluña o el 16 por ciento que consigue Andalucía-, porcentaje que supera el 44,8 por ciento y que se traduce en 1.441 millones de euros desde 2004.

"Madrid es la comunidad autónoma que más inversión ha perdido desde que Rodríguez Zapatero llegó al Gobierno", ha sentenciado Beteta, que ha acusado al presidente de aplicar criterios "antiequitativos" y "caciquiles" entre las regiones más pobladas de España.

Respecto al impacto directo que los PGE tendrán en la Comunidad, ha asegurado que "no hay ni un solo euro en obra nueva" de Fomento, Ministerio que, además, aplica "trucos contables" al presupuestar proyectos en marcha y que ya figuraban en los Presupuestos de este año.

Beteta también ha explicado que a la Comunidad se le imputa la inversión de los ministerios y de las empresas públicas del Estado a pesar de que ésta "nada tiene que ver con las necesidades de la región" al tratarse de gastos propios de funcionamiento, como páginas web, mobiliario, enseres o compra de equipos.

A su juicio, las cuentas de 2011 "incumplen" la Ley que regula el Sistema de Financiación de las CCAA y "hurtan" a los madrileños 691 millones de euros del Fondo de Competitividad.

"No dar a Madrid esta cantidad implica un empeoramiento en la financiación de la sanidad, de la educación y de las políticas sociales", ha advertido Beteta, quien ha acusado a los candidatos socialistas Trinidad Jiménez y Tomás Gómez de "estar de acuerdo" con los recortes que el Gobierno impone en Madrid.

Ha recordado que esta Comunidad no sólo es la locomotora de España en materia de empleo y de creación económica, sino que también lo es "a la hora de pagar impuestos" ya que la inversión en esta región resulta "muy rentable para el Gobierno de España".

Beteta ha incidido en su intervención en la "errática" política fiscal de Rodríguez Zapatero porque penalizará el ahorro, la inversión y, en consecuencia, retrasará la recuperación económica.

En este marco ha incidido en la eliminación de la deducción por vivienda para las rentas superiores a los 24.000 euros, fruto, en parte, del ansia del presidente del Gobierno por "controlar a la sociedad".

"Ahora (Zapatero) ha decidido que los españoles no compren vivienda y para ello elimina la desgravación correspondiente y mantiene la del alquiler, aunque empeorada", ha explicado, tras recordar que el Gobierno de Madrid defiende la "libertad de elección" y mantendrá las respectivas deducciones en esta materia.

En base a todo ello, el consejero de Economía y Hacienda ha considerado que los PGE para 2011 son "malos" para España al no atender a las necesidades y prioridades de los ciudadanos y, en consecuencia, "una ocasión perdida".