Begoña Villacís ocultó una sociedad patrimonial, según ABC

Begoña Villacís
Begoña Villacís

La candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ocultó durante tres años en las declaraciones a las que le obliga la Ley de Transparencia la sociedad patrimonial que administraba junto a su marido, informa el diario ABC en su edición de este martes.

La concejal madrileña figuraba desde febrero de 2007 y hasta marzo de 2018 como administradora solidaria de la sociedad patrimonial y profesional Iuriscontencia SL, que creó junto a su esposo, el abogado Antonio Suárez-Valdés, explica el diario.

Villacís, que fue electa para el consistorio madrileño en 2015, no informó hasta 2018 de su cese como administradora de la sociedad, una actividad que no figura en sus declaraciones de los tres años anteriores, como establece la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

En mayo de 2015, días antes de que Begoña Villacís tomara posesión de su acta de concejal, su marido inscribió en el Registro Mercantil una declaración de unipersonalidad de la sociedad, de forma que la concejala traspasaba su parte de la empresa a su esposo, pero continuó como administradora solidaria, lo que le obligaba a reflejarlo en su declaración de bienes y actividades, informa ABC.

VILLACÍS LO NIEGA

La propia Begoña Villacís ha asegurado este martes que ella no ocultó "ninguna sociedad" en la declaración de bienes de los ediles del Ayuntamiento de Madrid porque no posee "ninguna", puesto que se desvinculó de la que administraba junto a su marido, Iuriscontencia SL, "seis años antes" de llegar a política.

Villacís asegura que se desvinculó de la sociedad de su marido en 2009

"Es mentira", ha expresado Villacís al comienzo de su intervención ante los medios de comunicación tras la información publicada en ABC sobre esta sociedad. Tal y como ha explicado, se desvinculó de esta sociedad, de la que era administradora en 2009, algo que "se puede justificar plenamente".

Sin embargo, la portavoz de los 'naranjas' en Cibeles asegura que hubo un "error administrativo" por el que no se elevó a público su cese como administrador solidario en septiembre de 2011, dos años después de haber vendido todas sus participaciones.

"Inmediatamente lo corregí en el Registro Mercantil. Pedí cita en la Secretaria del Pleno, se modificó en agenda de actividades. Está desde marzo del año pasado", ha informado.