El Ayuntamiento de Madrid declara tres días de luto oficial por cada mujer asesinada

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado una declaración con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra mañana, en la que se incluye entre otras medidas la convocatoria de tres días de luto oficial por cada víctima de un crimen de violencia de género que se produzca en la ciudad.

La declaración, que fue aprobada por una unanimidad, vino precedida de otra de "enérgica repulsa y condena" de la muerte de la última mujer asesinada en Madfid, Svetoslava N. E., el pasado 14 de noviembre y, por extensión, del resto de crímenes de esta índole.

La declaración general mencionó que en España el 12,5% de las mujeres han sido víctimas de violencia de género a manos de sus parejas o exparejas, el 11,2% han sufrido violencia física y el 7,2%, violencia sexual. El Ayuntamiento se conjuró para convertirse en ciudad libre de violencia de género y, para ello, adoptar una "conceptualización amplia" de violencia de género que incluya todas las formas que abarca.

Además, se comprometió a incluir la violencia de género en su agenda política como "problema de primer orden", a revisar el marco legal existente para afrontarla y su dotación presupuestaria y evaluar los resultados, a promover una Red de Municipios Libres de Violencia de Género en el marco de la FEMP y la Federación de Municipios de Madrid y a poner en marcha un Plan Municipal contra la Violencia de Género.

Este plan incluirá la atención integral a las víctimas, la detección precoz de los casos la sensibilización social, la educación a los niños, la condena de cada muerte por violencia de género y la declaración de tres días de luto por cada asesinato que se cometa en Madrid.

BONIFICACIÓN DEL IBI A FAMILIAS NUMEROSAS

El pleno además ha aprobado hoy, con los votos a favor del PP, Ciudadanos y el PSOE, y la oposición de Ahora Madrid, subir hasta los 408.000 euros el valor catastral máximo de las viviendas por las que las familias numerosas que lo soliciten obtendrán bonificaciones en el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

En el pleno municipal celebrado hoy, Ahora Madrid ha votado en contra de esta propuesta del PP que sí ha apoyado el PSOE, partido que pactó con Ahora Madrid unos presupuestos municipales que limitaban a los 204.000 euros de valor catastral las bonificaciones a familias numerosas.

Concretamente, el texto aprobado indica que las familias que ostenten la condición de familia numerosa general podrán bonificarse el 75% del IBI si su vivienda tiene un valor catastral inferior a 204.000 euros, y si ésta tiene un valor de entre 204.000 y 408.000 euros tendrán una bonificación del 30% si son de categoría general y del 45% si son familias numerosas de carácter especial.

En la comisión de Economía y Hacienda celebrada el pasado 16 de noviembre, el concejal delegado del área, Carlos Sánchez Mato, dijo que el grupo de Ahora Madrid estudiaría votar a favor de la propuesta, que tendría, dijo, un coste muy reducido para las arcas municipales.

En el proyecto de presupuestos de Ahora Madrid, pactado con el PSOE, el Ayuntamiento preveía eliminar las bonificaciones para aquellas familias numerosas que residieran en una vivienda con un valor catastral superior a los 204.000 euros, una medida con la que se iban a recaudar 1,5 millones.

Ahora Madrid sí ha votado a favor, como el resto de los grupos, de incrementar en un 25 % la bonificación del IBI para las familias numerosas de categoría especial cuando el valor catastral de la vivienda exceda de los 408.000 euros, así como de mantener las bonificaciones para estas familias en los precios públicos de los centros deportivos y culturales.

Otras medidas aprobadas por unanimidad son apoyar a las familias numerosas como grupo vulnerable para beneficiarse del bono social y garantizar las ayudas económicas básicas del consumo energético a todas las familias madrileñas que lo necesiten.

Además, el pleno ha aprobado por unanimidad la construcción de viviendas de protección pública de mayor tamaño destinadas a familias numerosas de categoría especial.

APRUEBAN CUOTAS DE CONTRATACIÓN PARA PERSONAS EN EXCLUSIÓN

El Ayuntamiento de Madrid fijará cuotas de contratación para personas con certificado de exclusión social y destinará viviendas de la empresa municipal de vivienda (EMVS) a atender a personas sin hogar para cambiar el modelo de atención en albergues y centros a este colectivo.

Los cuatro grupos con representación en el Ayuntamiento de Madrid han negociado y respaldo una iniciativa de Ciudadanos que recoge medida en favor del colectivo de personas sin hogar a través de una plan anual para la prevención y atención al sinhogarismo que desarrollará la actual estrategia municipal Lares.

La propuesta, que ha presentado la edil de Ciudadanos Ana María Domínguez, pretende pasar de un modelo de emergencia y atención a las necesidades básicas hacia otro de inclusión social y capacitación para el empleo.

El texto ha salido adelantes tras una serie de cambios: el PP presentó cuatro enmiendas de modificación y posteriormente se sucedieron tres textos transaccionales, de los que el último es el que ha sido aprobado.

La concejala de Ciudadanos ha apuntado que, según los datos de diciembre de 2014, en la ciudad había 764 durmiendo en la calle y otras 1.141 en recursos municipales, lo que implica la desatención de más del 45% de un total de 1.905.

Además, ha apuntado a un aumento del 38% desde el año 2009 de las personas que duermen en la calle, entre los que se han incrementado los jóvenes y mayores de 45 años, así como la proporción de mujeres; y a la subida del sinhogarismo por situaciones de impagos y desahucios.

Estas personas, ha aducido, tienen una esperanza de vida de entre 42 y 52 años, treinta años menos que la media, y rasgos "cada vez más similares" al resto de la sociedad.

Domínguez ha apostado por cambiar el sistema de "macroalbergues" y tomar como ejes de la atención a los sintecho el alojamiento en pisos sociales y el empleo, así como una política integral de inserción con talleres prelaborales para mejorar la empleabilidad.

También por cuotas de contratación para personas con certificados de exclusión y minimizar los centros de emergencias con butacas para ofrecer una salida en una red de alojamientos para la autonomía con 191 plazas en viviendas de la EMVS. Estas personas pagarían 100 euros de su renta mínima anual y tendrían a su disposición 14 educadores sociales.

La delegada de Equidad del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, ha lamentado la premura de la negociación de la iniciativa y, tras recordar que el Ayuntamiento ha elevado un 36,28 % el presupuesto para inclusión social y atención a la emergencia en 2016, ha acusado a la Comunidad de Madrid de no hacer "nada" para solucionar el problema del sinhogarismo.

Higueras ha lamentado que solo existan dos albergues de titularidad autonómica ubicados fuera de Madrid y ha abogado por la diversificación como la mejor arma para alojar a las personas que viven en la calle porque no todas tienes las mismas circunstancias.

Desde el PSOE, Ignacio de Benito ha valorado el consenso en estas medidas y ha apostado por "microalbergues" en zonas más céntricas de la ciudad, frente a los actuales en la periferia, "muy lejos" de donde ellos se encuentran las personas afectadas.

La concejala del PP Beatriz Elorriaga ha considerado la proposición de Ciudadanos "oportuna" y ha colocado como meta la "inclusión plena" y una política "integral y transversal". También ha recordado la creación por parte del anterior Gobierno del 'distrito 22' para resolver las cuestiones administrativas de las personas sin hogar.