Arturo Fernández pide a Botella quitar la tasa de basuras y bonificar el IBI

El presidente de la patronal madrileña CEIM y de la Cámara de Comercio, Arturo Fernández, ha pedido a la alcaldesa de la capital una rebaja fiscal que incluya la supresión de la tasa de basuras y bonificaciones en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Lo ha hecho en público -antes han estado reunidos unos minutos pero no ha trascendido lo hablado- durante la presentación por Ana Botella a los empresarios de los presupuestos del Ayuntamiento de 2014, que ha tenido lugar en la sede de la patronal.

Tras escuchar las peticiones del presidente de los empresarios madrileños, la alcaldesa ha efectuado la presentación que tenía prevista sin contestar directamente a las propuestas de Arturo Fernández.

Lo que ha pedido el presidente de la CEIM a la alcaldesa es "una política más decidida de bajada de impuestos y tasas municipales", que considera "perfectamente compatible con la disminución de la deuda que tiene acumulada el ayuntamiento".

"Podíamos empezar por suprimir la tasa de basuras", ha dicho Fernández, que ya en 2009 intentó una rebaja de esta tasa con el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón y que hoy ha recordado que el Ayuntamiento tiene previsto ingresar por este concepto 133 millones de euros en 2014.

A su juicio, esa supresión sería "compatible" con la obtención de un superávit este año de 670 millones de euros en vez de los 803 previstos.

Ha planteado también "alguna bonificación que amortigüe la subida de la factura del IBI" y también reducir la plusvalía, "que supone un importante lastre para la reactivación del mercado inmobiliario".

Todo esto se podría abordar, ha señalado, en una mesa de trabajo conjunta que también analizaría los problemas de la empresa madrileña en materia de reducción de trabas, agilización de licencias y turismo.

"Nos encantaría que contarais con los empresarios" para "plantear posibles soluciones juntos con nuevas propuestas que mejoren el marco empresarial en la ciudad", ha manifestado Fernández.

BAJADA DE IMPUESTOS A MEDIO PLAZO

En su intervención, posterior a estas palabras, Ana Botella ha afirmado que el presupuesto del Ayuntamiento de Madrid de 2014 quiere "transmitir confianza" una vez "superado lo más duro del ajuste". Para generar esa confianza se ha iniciado "la senda de la bajada de impuestos", pero no de forma inmediata sino a medio y largo plazo.

Así, ha enumerado, en 2013 entró en vigor la bonificación del 25% en el ICIO, este año habrá una reducción del 12% en la tasa de basuras y el IBI se prevé que se reduzca a partir de 2016.

Además, el pago a la carta de los impuestos municipales tiene una bonificación del 5% y hay ya más de 140.000 solicitudes para este año, ha apuntado Botella, que ha recordado que, no obstante, el peso de los impuestos municipales es solo del 7% frente al 37% de los autonómicos y el 56% de los estatales.

La alcaldesa ha mencionado asimismo algunas cifras positivas del cierre de 2013: un superávit de 962,8 millones, 84,1 más que en 2012; un remanente de caja de alrededor de 400 millones de euros; y la amortización de 1.211,2 millones de euros de deuda hasta dejarla en 7.048,8.

Esa deuda, ha añadido, quedará reducida al final de este año a 6.024 millones de euros tras amortizar durante el ejercicio otros 880 millones que se sumarán a los 2.093 millones devueltos desde 2012. "Se ha completado la parte más dura de los ajustes y se ha conseguido que las cuentas municipales sean sostenibles", ha resumido.