Álvarez Conde responde a la jueza que no tiene los trabajos de Pablo Casado

El exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Enrique Álvarez Conde, de quien dependía el máster cursado por Pablo Casado, ha asegurado a la jueza que lo investiga que no conserva en su poder ningún trabajo ni ninguna otra documentación del actual presidente del PP.

Álvarez Conde, en un escrito al que ha tenido acceso Efe, responde así a la petición de la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, de que aportase, en el caso de que los tuviese, los cuatro trabajos presentados por Casado para aprobar el máster.

La jueza se lo pidió una vez que la Universidad le explicó que no los encuentra y, ahora, el exresponsable del Instituto de Derecho Público, que tiene la condición de investigado (imputado) en la causa, responde en términos similares.

En su escrito asegura que no tiene ni trabajos ni documentación de Casado, ni de las otras tres alumnas que cursaron el máster con él y que han sido citadas como investigadas "ni de ningún otro alumno" de ese posgrado, ni del curso 2008-2009 ni ningún otro año académico.

Esas tres alumnas investigadas son María Mateo Feito, exalto cargo del Gobierno del PP e hija de una asesora de Cristina Cifuentes que medió el caso de la expresidenta de la Comunidad de Madrid; Alida Mas Taberner, que fue subsecretaria de la Conselleria de Educación durante la presidencia de la Generalitat valenciana de Francisco Camps, y María Dolores Cancio Álvarez.

El exdirector recuerda a la jueza que no conserva ni debe conservar ninguno de esos trabajos en cumplimiento de la normativa de la URJC, que (desde el año 2011) contempla que solo deben conservarse durante dos años si no hay una reclamación. "No había ni hay obligación de conservar las pruebas de los alumnos", insiste.

En otro escrito presentado, la defensa de Álvarez Conde recurre la última providencia de la jueza por la que imputa a esas tres alumnas. El argumento del recurso es que, al tratarse de una pieza separada sobre Pablo Casado, la jueza no puede actuar contra otros alumnos del máster, como está haciendo, con lo que, a su juicio, ha creado "una especie de causa general" contra la promoción del curso 2008-2009 del máster.