Aguirre confiesa que le gustaría no tener que celebrar el Día de la Mujer

Aguirre confiesa que le gustaría no tener que celebrar el Día de la Mujer

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que le gustaría no tener que celebrar el Día Internacional de la Mujer, como no se celebra el Día Internacional del Hombre, pero ha afirmado que seguirá alzando la voz por la igualdad mientras haya países que no reconozcan "los más elementales derechos de las mujeres". Aguirre ha hecho estas declaraciones hoy durante el acto conmemorativo del Día Internacional de la Mujer que ha tenido lugar hoy en la sede del Gobierno regional de la Puerta del Sol,.

Al inicio del acto, el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, ha leído una Declaración institucional contra la discriminación de las mujeres, la "desigualdad brutal" entre géneros que existe en algunos países y la necesidad de alcanzar la igualdad, sobre todo en estos tiempos de crisis.

Durante la celebración, que ha reunido a diputados, alcaldes, miembros de la judicatura y de asociaciones, fundaciones y empresas, la presidenta ha entregado las siete Estrellas que representan la bandera de la Comunidad a siete mujeres destacadas por su esfuerzo, valor, perseverancia y compromiso.

Entre las galardonadas de este año había dos mujeres embarazadas: la cantante y artista Niña Pastori, que espera su segunda hija y ha sido muy elogiada por la presidenta por su "trayectoria, su talento y sus éxitos" e Irene Villa, a la que Aguirre ha puesto como ejemplo de "valor y coraje" y demostración de que "se pueden superar con creces las metas que uno se propone".

También han recibido Estrella Covadonga O'Shea, por su labor emprendedora en el mundo de la moda; Belén Frau, Directora General de la multinacional sueca Ikea y responsable de una plantilla de 6.800 trabajadores en España y Silvia Meléndez, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer y persona con la que la presidenta se ha sentido muy relacionada por la enfermedad que ambas padecen.

María Concepción Benito, de la Asociación de Abuelas y Abuelos, ha recibido también Estrella por el papel que desempeñan estas personas en la educación de los madrileños del mañana y Pilar Hernán, jefa de los Bomberos de la Comunidad, por su trabajo al frente de 1.300 efectivos entre los cuales los hombres son "abrumadora mayoría".

La presidenta ha tenido palabras de elogio para todas y de recuerdo para las mujeres que aún en algunos países se ven sometidas a "practicas lamentables y a la privación de sus derechos por parte de sus maridos o hermanos".

Ha dicho también que ha llegado la hora de "terminar con la violencia de género, con el sometimiento y la subyugación que padecen millones de mujeres" en los países del mundo cuyas raíces no son grecorromanas ni judeocristianas, culturas que, según ha señalado, han evolucionado hacia un trato más igualitario.

Aguirre ha admitido que en el mundo occidental las mujeres han conseguido "avances importantes" en la vida laboral y social y como ejemplo ha destacado que la Comunidad de Madrid es la que más alcaldesas tiene de España (casi el 24%), un porcentaje hace cuatro años "solo llegaba a un dígito" y que hoy ya tiene dos, aunque su deseo es que existiese la paridad total. Según la presidenta, el mercado laboral madrileño es el más paritario de España, con un 47% de empleos ocupados por mujeres.

ANA BOTELLA ENTERGA EL PREMIO CLARA CAMPOAMOR A LA CIENTÍFICA MARGARITA SALAS

La científica Margarita Salas ha recibido hoy de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el Premio Clara Campoamor, con el que el Ayuntamiento distingue a las personas que han contribuido a avanzar en la igualdad de oportunidades, en un acto institucional con ocasión del Día de la Mujer.

Botella ha definido a Salas como "una mujer que, con sus extraordinarios méritos en el campo de la investigación y la docencia científicas, ha puesto en evidencia que la plena igualdad entre mujeres y hombres no sólo es posible, sino que es muy beneficiosa para todos".

La entrega del premio ha tenido lugar durante un acto en el centro Conde Duque, donde se ha leído una Declaración institucional en la que el Ayuntamiento de Madrid se compromete con "la labor de transformar la sociedad para promover la igualdad".

CIFUENTES LLAMA A INSTITUCIONES Y A LA SOCIEDAD A LUCHAR CONTRA EL MALTRATO

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, considera que tanto las instituciones como la sociedad en su conjunto deben sumar esfuerzos para erradicar la violencia machista, que define como "una auténtica lacra, un atentado contra la dignidad y los más elementales derechos de la mujer".

Cifuentes ha visitado hoy, con motivo del Día Internacional de la Mujer, el colegio Nueva Castilla del distrito de Vallecas de Madrid para asistir a una charla destinada a prevenir la violencia de género, que ha sido impartida a alumnos de Secundaria por mujeres policía y por funcionarias de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer.

Durante este acto, aseguró que "la violencia de género, ya sea física o psicológica, constituye una auténtica lacra, un atentado contra la dignidad y los más elementales derechos de la mujer, en cuya erradicación deben sumar esfuerzos las instituciones y la sociedad en su conjunto". "Precisamente hoy, cuando se celebra el Día Internacional de la Mujer, debemos reafirmar nuestro compromiso para que la vida de todas las mujeres pueda desarrollarse sin que ningún tipo de violencia pueda coartar su libertad", ha añadido.

Cifuentes ha destacado que la Delegación del Gobierno hace un especial esfuerzo para preservar la seguridad de las mujeres cuando se detectan casos relacionados con la violencia de género, mediante la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre la Mujer, a cuyo frente está una inspectora del Cuerpo Nacional de Policía que se encarga del seguimiento individualizado de cada caso.

La delegada ha explicado que actualmente están incluidas en el Sistema de Seguimiento Integral de las Víctimas de Violencia de Género un total de 16.804 mujeres que tienen su residencia habitual en Madrid, y se encuentran en diferentes niveles de riesgo.

Según las estadísticas de violencia de género, y fruto de la creciente mentalización de las mujeres para dar a conocer este tipo de delitos, en 2011 se realizaron en la Comunidad de Madrid 10.328 denuncias por esta causa, superando la cifra de 2010, cuando se registraron 9.473 denuncias, casi 100 menos.

Por su parte, se incrementaron notablemente las órdenes de protección concedidas (2.914 en 2010 y 4.322 en 2011).