Aguirre: Siempre confié en que los sindicatos aceptarían reducir los liberados

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha dicho que está "muy satisfecha" del acuerdo que reduce los liberados sindicales en la Comunidad y que estaba "convencida" de que "la altura de miras" de los sindicatos les llevaría a renunciar a buena parte de las horas concedidas en época de "bonanza". Aguirre ha hecho estas declaraciones hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ha aprobado el acuerdo alcanzado por la Comunidad y los sindicatos para reducir un 60% las horas sindicales, lo que permitirá un ahorro de 1,5 millones de horas al año.

El acuerdo, que suscribieron ayer el Consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, y los sindicatos, reduce las horas de liberación por delegado sindical de las 75 actuales a las 40 que marca la ley, y recorta el número de centros con derecho a tener representación sindical, que pasan de 131 a 58.

En la práctica, el acuerdo supone reducir en 2.000 los liberados sindicales, que pasarán de los cerca de 3.300 actuales a 1.300, lo que supondrá un ahorro anual para la Comunidad de Madrid de en torno a 73 millones de euros.

Aguirre ha agradecido el gesto de los sindicatos y ha dicho que siempre confió en que su "altura de miras" les hiciera "renunciar a gran parte" de los liberados sindicales que les fueron concedidos "en horas de bonanza" en la Administración autonómica.

Ha dicho que personalmente considera que a los sindicatos "no les favorecía el exceso en el número de liberados sindicales" que han tenido hasta el momento en la Comunidad y que rebasaba los límites que marca la ley.

Según Aguirre, las 40 horas mensuales de representación sindical que establece el acuerdo recién alcanzado "no son las mínimas que podría haber" conforme a lo que marca la ley, aunque ha reconocido que "son muchísimas menos horas de las que había" hasta ahora.

Ha recordado que los 110 comités de empresa de la Administración regional pasan a ser 36 y, aunque ha apuntado que el Ejecutivo regional "podía haber hecho como el Gobierno de la Nación: poner uno por Ministerio" ha añadido que se han ajustado a la ley y que no han podido "reducir lo que les hubiera gustado" la representación sindical.

Por tanto, la presidenta ha insistido en que se alegra de "haber acertado" en que al final se alcanzaría un acuerdo "razonable" con los sindicatos que permitiría ajustar a la ley el número de liberados en la Comunidad.

Por su parte, el vicepresidente regional, Ignacio González, ha informado de que este acuerdo se aplicará "cuando el proceso electoral sindical que se abre ahora termine", lo que está previsto que ocurra en la primera semana de mayo. Será entonces, según ha comentado, cuando "realmente se ajustará" el número de delegados sindicales de la Administración autonómica y ha añadido que hasta entonces seguirá vigente el del "mapa sindical anterior".