Un 7% de los británicos lamenta haber apoyado el 'brexit', según un sondeo

Sturgeon dice que el Parlamento escocés podría bloquear el "brexit"

Londres reconoce que será más difícil proteger los intereses de Gibraltar tras el Brexit

La petición para un segundo referéndum de la UE supera los 3 millones de firmas

internacional

| 26.06.2016 - 13:42 h
REDACCIÓN

Un 7% de los británicos, equivalente a más de 1,1 millones de personas, lamentan haber apoyado el "brexit" o salida de la UE en el referéndum del pasado jueves, según una encuesta publicada por The Mail on Sunday.

Este sondeo, hecho por la firma Survation con entrevistas a 1.033 adultos por internet entre el viernes y el sábado, dice también que un 4 %, equivalente a 696.000 personas, se arrepiente de haber respaldado la opción de la permanencia. Si estos electores pudieran volver a votar, no cambiaría el resultado de la consulta, pero daría una victoria más estrecha al "brexit", apunta el periódico.

En la misma encuesta, un 49% (frente al 37%) asegura que habría votado a favor de la permanencia en la Unión Europea si el primer ministro, David Cameron, hubiera negociado un mejor acuerdo con Bruselas sobre la libertad de movimiento dentro del bloque comunitario.

El supuesto exceso de inmigración comunitaria fue el principal argumento del grupo que hizo campaña a favor de abandonar la UE. Los británicos votaron el 23 de junio en un referéndum histórico a favor de abandonar la Unión Europea, con un 52% de los votos frente al 48% que apoyó la permanencia.

PIDEN UN NUEVO REFERENDUM

La petición ciudadana ante el Parlamento británico para que el Reino Unido celebre otro referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea (UE) superó 3 millones de firmas. La petición, que alcanza actualmente los 2.906.655 apoyos, colapsó, en su puesta en marcha el viernes, la página web de la Cámara de los Comunes, debido al alto número de personas que entraron para adherirse a la propuesta.

El texto, impulsado por un ciudadano que se identifica como William Oliver Healey, pide a los diputados la "implementación de una norma por la cual si el voto por salir o quedarse (en la UE) está por debajo del 60%, con una participación inferior al 7%, debería convocarse otro referéndum".

Un mensaje en la página web oficial señala que el Parlamento considerará ahora esta petición para debate, lo que se compromete a hacer con todas las iniciativas ciudadanas que reúnan más de 100.000 firmas. La comisión de peticiones se reúne el próximo martes, cuando podría decidir si aprueba celebrar un debate sobre el asunto.

El 51,9% de los votantes británicos escogieron el pasado 23 de junio romper los lazos entre el Reino Unido y el bloque comunitario, frente a un 48,1% que prefería mantenerse en la UE, en una consulta en la que se alcanzó el 72,1% de participación.

Ese escenario precipitó el anunció de dimisión del primer ministro británico, el conservador David Cameron, y llevó a los líderes de la Unión Europea a pedir al Reino Unido que inicie el proceso de su retirada del bloque comunitario "cuanto antes".

ESCOCIA PODRIA BLOQUEAR EL BREXIT

Por su parte, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, dijo que el Parlamento escocés podría bloquear la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). En declaraciones a un programa de la BBC, sostuvo que "por supuesto" pediría al Parlamento autónomo, donde su partido tiene 63 de 129 diputados, que denegara el "consentimiento legislativo" para que el Gobierno de Londres procediera con la retirada.

Sturgeon admitió sin embargo que el Gobierno británico podría disputar la necesidad de tener que recibir consentimiento de Edimburgo para proceder con el brexit. "¿Lo que me estás comentando es si debería haber una moción de consentimiento legislativo, o mociones (en el Parlamento escocés), sobre la legislación que separaría al Reino Unido de la Unión Europea?", planteó la ministra en el programa.

"Mirándolo desde una perspectiva lógica, me cuesta creer que no hubiera ese requisito -aunque sospecho que el Gobierno británico tendrá otro punto de vista, y ya veríamos cómo acabarían las conversaciones-", afirmó. Preguntada por el presentador, Gordon Brewer, si se plantearía pedir al Parlamento autónomo que no respaldara esa potencial moción de consentimiento legislativo, la líder independentista respondió: "Por supuesto".

"Si el Parlamento escocés lo juzgara sobre la base de lo que es mejor para Escocia, entonces la opción de decir, 'miren, no vamos a votar por algo que va en contra del interés de Escocia', por supuesto que debe estar sobre la mesa", añadió.

Sturgeon ha expresado su decepción con el resultado del histórico referéndum del 23 de junio, que ganaron los partidarios de abandonar la UE con un 52% de los votos frente al 4 % favorable a la permanencia. Esto contrasta con el apoyo a la permanencia de un 62% de los escoceses, comparado con el 38% que abogó por el "brexit" en esa autonomía.

Tras conocer el resultado, Sturgeon dijo el viernes que ahora es "altamente probable" que Escocia, que será "sacada de la UE contra su voluntad", celebre un segundo referéndum de independencia, después de que los independentistas perdieran el primero el 18 de septiembre de 2014.

También anunció que pedirá entrevistarse con los líderes de las instituciones europeas y los dirigentes de otros Estados miembros para "proteger el lugar de Escocia en la UE".

INTERESES DE GIBRALTAR

Por otra parte, el ministro de Exteriores británico, Philip Hammond, ha reconocido que el Gobierno británico "estará menos capacitado para proteger los intereses de Gibraltar" si finalmente culmina el proceso de separación de la Unión Europea. "Cualquier interrupción del flujo de trabajadores podría arruinar su economía", ha explicado este domingo el ministro británico en una entrevista a la cadena británica ITV.

"Por supuesto que podemos defender el territorio gibraltareño, pero depende de miles y miles de trabajadores españoles que cruzan la frontera cada día, y cualquier interrupción de ese flujo será extremadamente dañino para la economía de Gibraltar", añadió.