Tsipras rechaza el ultimátum y anuncia sus primeras medidas legislativas

Schõuble prevé una "situación difícil" si el rescate de Grecia no concluye de forma ordenada

Guindos pide al nuevo Gobierno griego que "recapacite" y pida la prórroga del rescate

Bruselas pide a Grecia que evite "deshacer" los logros de las reformas

internacional

| 17.02.2015 - 17:18 h
REDACCIÓN

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, rechazó el "ultimátum" de sus socios de la eurozona que exigen a Atenas que solicite una prórroga del rescate, al tiempo que anunció las primeras medidas legislativas que su Gobierno presentará este mismo jueves.

Con este anuncio, Tsipras quiso dejar claro que no hay presiones exteriores que puedan hacer que de marcha atrás a sus "compromisos" electorales.

En un discurso ante el grupo parlamentario de su partido, Syriza, detalló las primeras medidas que serán legisladas: la prohibición de los desahucios de la primera vivienda y la ampliación del círculo de personas que se podrán acoger al pago a plazos de sus deudas con Hacienda.

Los desahucios, sobre los que el anterior Gobierno de Andonis Samarás ya había aplicado varias moratorias, forman parte de una de las exigencias de la troika (formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) a cambio del desembolso del próximo tramo de ayuda financiera.

"Estamos comprometidos con una solución viable. Negociamos firmes, pero no queremos una ruptura", aseguró Tsipras en alusión al ultimátum que el Eurogrupo trasladó ayer a Grecia sobre la extensión del actual programa de rescate y al que Atenas deberá dar una respuesta con fecha límite fijada en el próximo viernes.

Tsipras recalcó que Grecia no cederá a este tipo de "ultimátum" ni a "chantajes", pero no presentó alternativas que no sean las de un acuerdo "político".

En este contexto, siguió confiado en que la posición del Eurogrupo acabe suavizándose, pese que su presidente, Jeroen Dijsselbloem, fue tajante al decir que no hay alternativa a la solicitud de una prórroga de seis meses del "programa vigente".

"La solución no la aportarán los tecnócratas, sino los líderes políticos", dijo hoy Tsipras para reafirmar que confía en que habrá una solución, "porque en el Eurogrupo estuvimos a cinco minutos de alcanzarla".

El primer ministro griego aludió con ello al problema surgido en torno a diversos borradores, un asunto que hoy la Comisión Europea minimizó al decir que siempre hay varios esbozos que se debaten.

En los medios griegos circuló anoche una versión redactada por el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, que el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, dijo que hubiera firmado inmediatamente.

En este borrador se reconocía, entre otras cosas, que "el Ejecutivo ha anunciado su intención de tomar medidas extraordinarias para garantizar un sistema fiscal más justo y más eficiente y reducir la crisis humanitaria".

El citado texto hablaba además de que se tendrían en cuenta "medidas para reducir la carga de la deuda" y proponía extender el "préstamo" actual por cuatro meses, en lugar de exigir la prórroga del "programa" como hacía el texto del Eurogrupo.

El primer ministro insistió en que el hecho de que el documento final, "presentado tan solo quince minutos antes del comienzo del Euogrupo", sustituyese a un texto presentado anteriormente "es la prueba de que hay gente que pone en juego no solo a Grecia, sino a Europa".

El objetivo de presentarlo a última hora era "obligarnos a tener que rechazarlo", dijo el líder izquierdista quien explicó que se trataba de un documento imposible de firmar porque pedía la aplicación de medidas que "ni siquiera el Gobierno anterior" estuvo dispuesto a cumplir.

Fuentes gubernamentales habían señalado previamente que el documento del jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, exigía además al Gobierno que no emprendiera durante la fase de prórroga algunas de sus principales promesas, como la congelación de una serie de proyectos de privatizaciones, el restablecimiento de los derechos laborales o la subida de las pensiones.

BRUSELAS PIDE QUE NO DESHAGAN LAS REFORMAS

El vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Domvrovskis, ha pedido al nuevo Gobierno griego que evite "deshacer" los logros de los últimos años en materia de reformas y que no recaiga en la inestabilidad financiera porque ello tendría "consecuencias económicas y sociales muy negativas".

El Ejecutivo comunitario trabaja por un escenario en el que Atenas siga en la eurozona, ve posible una solución que satisfaga a todas las partes y no contempla otros escenarios, ha asegurado el político letón en rueda de prensa al término del Ecofin.

"Las difíciles reformas llevadas a cabo por Grecia comenzaron a dar fruto el año pasado y el país volvió al crecimiento y la creación de empleo. Es importante que Grecia construya a partir de estos logros, no los deshaga y no recaiga en la inestabilidad financiera, porque eso tendría consecuencias económicas y sociales muy negativas", ha asegurado Domvrovskis.

"Estamos trabajando por un escenario en el que Grecia se quede en la eurozona", ha insistido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario. "Es el mejor escenario para Grecia y para Europa en su conjunto y no debemos concentrarnos en discutir otros escenarios", ha alegado.

Domvrovskis ha apostado por evitar "la retórica de ultimátums" y ha defendido que la forma "más realista" de proceder es que Atenas pida una prórroga del rescate. Ello daría más tiempo para negociar un nuevo acuerdo y permitiría "examinar las preocupaciones de las nuevas autoridades griegas y encontrar la forma de abordarlas dentro del marco existente, utilizando la flexibilidad prevista".

"Hay una fuerte voluntad política de todas las partes de encontrar una solución que convenga a Grecia y a Europa en su conjunto. La Comisión cree que esta solución puede encontrarse dentro del marco existente", ha indicado.

GUINDOS PIDE AL NUEVO GOBIERNO GRIEGO QUE RECAPACITE

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha admitido que hay una "distancia importante" entre el Eurogrupo y Grecia y ha pedido al nuevo Gobierno de Alexis Tsipras que "recapacite" y pida la prórroga del actual rescate como le reclaman sus socios europeos.

Guindos ha avisado de que Atenas vive una "situación extremadamente compleja de liquidez" porque "no tiene acceso a los mercados" y sus dos únicas fuentes de financiación son el propio rescate y la banca griega, que compra las letras del Tesoro heleno. "Por eso mismo, si es necesario ganar tiempo, era imprescindible" solicitar esta extensión.

"Espero que todo el mundo recapacite, especialmente el Gobierno griego, y que reconsidere su posición para que hagamos lo mejor para Grecia y para el conjunto de la zona euro", ha resaltado el ministro de Economía. "En estos momentos, la pelota está en el alero del Gobierno griego. Tiene que pedir formalmente la extensión del programa y también reconocer que hay un programa en vigor que tiene condiciones", ha insistido.

SCHOUBLE PREVE UNA SITUACION DIFICIL SI EL RESCATE NO CONCLUYE

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schõuble, ha avisado este martes de una "situación difícil" si el actual programa de asistencia financiera a Grecia, que expira el próximo 28 de febrero, no se concluye de forma ordenada.

"Si este programa no se concluye de manera ordenada, se producirá una situación difícil", ha afirmado Schõuble en rueda de prensa al término del Ecofin. "Pero no tiene sentido especular sobre lo que ocurrirá", ha agregado.

El ministro alemán ha asegurado que sigue sin estar claro si Grecia quiere o no un programa de asistencia financiera de la UE. A su juicio, una prórroga del rescate heleno sólo tendría sentido si Atenas se compromete a completarlo. "Necesitamos promesas claras sobre esto", ha señalado.

Schõuble ha asegurado además que la eurozona está unida en su posición frente a Grecia y que el Gobierno de Atenas no ha logrado convencer a sus socios sobre sus planes.