Obama: "Es un acto de terror, pero no sabemos aún quién lo llevó a cabo" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Obama: "Es un acto de terror, pero no sabemos aún quién lo llevó a cabo"

El FBI interrogan a un saudí herido y extiende "a nivel mundial" su investigación por los atentados de Boston

Sólo explotaron dos bombas, que contenían pólvora y metralla, colocadas en cubos de basura

Sube a 176 el número de heridos, 17 de ellos en estado crítico

Testigos describen con horror los minutos posteriores a las explosiones

internacional

| 16.04.2013 - Actualizado: 21:34 h
REDACCIÓN

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó de "acto de terror" los atentados del lunes en Boston, que dejaron tres personas muertas y más de 170 heridas, y precisó que todavía no sabe quién lo perpetró ni los motivos.

"La Oficina Federal de Investigaciones investiga esto como un acto de terror. Lo que no sabemos es quién lo llevó a cabo, no sabemos si fue un grupo extranjero o interior, o si fue la acción de un individuo", afirmó Obama en una declaración al país desde la Casa Blanca.

"Si queréis saber cómo somos, cómo es América, cómo respondemos a la maldad, ahí lo tenéis, Con abnegación, con compasión y sin miedo", añadió Obama. Asegura que EE UU ha adoptado "medidas de seguridad para proteger a los ciudadanos" y les pide que "si ven algo sospechoso, lo denuncien".

"Éste fue un acto despreciable y cobarde" continuó Obama. "Cada vez que se usan bombas para atacar a civiles inocentes, es un acto de terror". El presidente dijo que "el pueblo estadounidense no se deja aterrorizar y lo que el mundo vio tras las explosiones, fueron las historias de heroísmo, de generosidad... los maratonistas agotados que siguieron corriendo a los hospitales para ofrecer sangre a los heridos, los que corrieron para atender a los heridos".

"En los próximos días haremos todos los esfuerzos para aclarar lo ocurrido, y seguiremos vigilantes", continuó el presidente.

EL FBI EXTIENDE A NIVEL MUNDIAL SU INVESTIGACIÓN

El FBI y la policía han interrogado a un extranjero en relación con los atentados cometidos en la maratón de Boston, y, según revelaron medios estadounidenses, se trata de un joven saudí que figura entre los heridos. Por cierto, que el FBI ha anunciado que investigará "a nivel mundial" los atentados en la maratón de Boston, y aseguró que no se recibieron amenazas previas al ataque. "Esto va a ser una investigación a nivel mundial", dijo en conferencia de prensa el agente especial encargado de la oficina del FBI en Boston, Richard DesLauriers.

Los agentes federales se trasladarán "a donde quiera que les lleven las pistas" para esclarecer la autoría de las explosiones. "Iremos hasta el fin del mundo para encontrar a los responsables de este despreciable crimen", añadió DesLauriers.

Se desconoce si los dos artefactos detonados el lunes pertenecían a individuos estadounidenses o extranjeros, según el agente, que descartó que hubiera amenazas antes del suceso. "No tengo constancia de que se registrara ninguna amenaza antes de la maratón. No hubo ninguna amenaza inminente asociada con esta investigación", agregó el agente, quien aseguró que tampoco han recibido amenazas desde entonces.

DesLauriers aseguró que han recibido "un alto volumen de pistas en las últimas 18 horas" y urgió a los ciudadanos a "continuar con esa asistencia". Sólo ha trascendido que se ha producido un registro en un apartamento de un suburbio de Boston.

SÓLO EXPLOTARON DOS BOMBAS CARGADAS DE PÓLVORA, RODAMIENTOS Y METRALLA

Los artefactos, que estallaron en Boston estaban compuestos de pólvora y rellenos de rodamientos, clavos y metralla. Artefactos caseros colocados en cubos de basura y aderezados con metralla para potenciar su capacidad letal.

Esta combinación, sobre todo el cúmulo de metralla, maximiza el efecto devastador de la explosión. Por el momento se ha descartado cualquier tipo de sustancia química o radiactiva en los artefactos.

SUBE A 176 EL NÚMERO DE HERIDOS, 17 EN ESTADO CRÍTICO

El número de heridos causados por los atentados ha subido a 176, de los que 17 permanecen en estado crítico. El comisario de policía de Boston, Ed Davis, y el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, pidieron a los ciudadanos que envíen cuanto antes las fotos y vídeos que pudieran tomar en los momentos previos y posteriores a las explosiones.

"Tiene que haber cientos, si no miles, de fotografías y vídeos que se hicieron en la línea de meta ayer", dijo Timothy Alben, superintendente de la policía del estado de Massachusetts. "Pueden pensar que no tienen importancia, pero pueden tener valor en esta investigación", indicó. El comisario pidió "paciencia" a la población mientras los agentes procesan las evidencias en la zona, que permanece cerrada al público.

TESTIGOS DESCRIBEN CON HORROR LOS MINUTOS POSTERIORES A LAS EXPLOSIONES

Lo que tenía que haber sido un día de fiesta y deporte se transformó en pesadilla indescriptible para los participantes y asistentes al maratón de Boston, escenario de un ataque con bombas cuyo autor y motivaciones se desconocen todavía. "Había sangre por todas partes. Vi una pierna, algunas personas con los huesos sobresaliendo de su piel", declaró al diario local The Boston Globe Oscar Otero, que se encontraba a unos metros del suceso.

Uno de los corredores peruanos que participó en el maratón dijo, por su lado, que la explosión había sido "muy terrible, porque ha habido gente literalmente volando por los aires", según declaró. Otro de los testigos, Dave Benson, que se encontraba en las gradas de la calle en la que se produjo la explosión señaló al diario que, al principio, pensó que se trataba de una celebración final con fuegos artificiales, pero "entonces vi una gran columna de humo y gente cayendo".

"Escuchamos un ruido y se oyó el ruido de cristales rotos", dijo Andrea George, que también se encontraba en el lugar y aseguró que "todo el mundo empezó a correr en diferentes direcciones". Una de las participantes, Whitney Hunter, contó al canal de televisión que se encontraba a unos 300 metros cuando escuchó la primera explosión y apenas 20 segundos más tarde la segunda. "Vi verjas volar, sabía que algo no iba bien y paré", dijo Hunter.