Los choques entre prorrusos y ucranios dejan al menos un muerto en Donetsk

Kerry: "EE.UU. y UE impondrán el lunes medidas "muy serias" a Rusia si no cede"

Moscú realiza nuevas maniobras y Merkel avisa de graves consecuencias

Ángela Merkel

internacional

| 13.03.2014 - Actualizado: 21:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una persona ha muerto y varias han resultado heridas después de que cientos de manifestantes prorrusos y partidarios del Gobierno de Kiev se hayan enfrentado en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, según ha informado el departamento regional de Salud.

Varios cientos de manifestantes que coreaban eslóganes a favor del presidente ruso, Vladimir Putin, se han enfrentado con manifestantes que condenaban la toma de Crimea por parte de fuerzas rusas en la plaza central de esta ciudad con mayoría de población rusoparlante.

Por el momento, se desconoce a qué bando pertenecía el manifestante fallecido. Los manifestantes han roto el cordón policial que separaba a uno y otro bando. El fallecido este jueves es la primera víctima mortal como consecuencia de enfrentamientos fuera de la capital del país, Kiev.

LA ADVERTENCIA DE MERKEL

La canciller alemana, Angela Merkel, descartó de plano la opción militar para hacer frente a la crisis de Crimea, pero advirtió a Moscú de que, si no hay cambios en su actitud, el lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobarán nuevas sanciones.

"Una cosa es clara: la intervención militar no es una opción", dijo Merkel en una declaración de gobierno ante el Bundestag (parlamento alemán), donde mantuvo su apuesta por una triple vía de "diálogo, ayudas y sanciones".

"Para resolver la crisis necesitaremos un largo aliento, pero tenemos que enfrentarla con entereza porque se trata de la defensa de la integridad de un país europeo", sostuvo la canciller.

Merkel aseguró que los planes de realizar un referéndum en Crimea este domingo suponen una clara violación de la constitución ucraniana, que prohíbe expresamente las consultas secesionistas.

A su juicio, la solución pasa por la creación de un grupo de contacto internacional en el que sea posible un diálogo directo entre Moscú y Kiev y en el que "todos los temas" estén sobre la mesa, también el derecho a la autonomía de Crimea y la protección de las diferentes lenguas, aunque no la independencia de esa región.

Merkel dejó claro que si Rusia mantiene sus posiciones ante la crisis de Crimea los ministros de Exteriores de la UE que se reunirán el lunes aprobarán la segunda ronda de sanciones, en la que se incluye la congelación de cuentas, y aseguró que todos los socios comunitarios están decididos a dar nuevos pasos.

"Nadie quiere llegar a tales medidas, pero estamos listos y decididos a aplicarlas si es necesario", insistió la canciller, convencida de que, si Rusia continúa con su actitud, será "una catástrofe" que dañara no sólo a Ucrania, a los países vecinos y a la relación de Moscú con la UE.

"Dañará y gravemente a Rusia, tanto desde el punto político como económico", advirtió para instar al presidente ruso, Vladimir Putin, a abordar esta crisis con "principios y métodos" del siglo XXI y no del siglo XIX.

La canciller rechazó la comparación de la crisis de Crimea con lo ocurrido en Kosovo, donde la OTAN efectuó una intervención militar sin mandado de la ONU que a la postre terminó llevando a la independencia de esa antigua provincia serbia.

"La intervención en Kosovo se dio después de la que la comunidad internacional observara impotente operaciones de limpieza étnica y de que Rusia bloqueara de forma permanente toda resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Merkel.

KERRY: "EE UU Y LA UE IMPONDRÁN EL LUNES MEDIDAS MUY SERIAS A RUSIA"

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, alertó hoy de que si Rusia no abandona sus intenciones de anexionarse la península ucraniana de Crimea tras el referéndum de este fin de semana, la Unión Europea (UE) y EE.UU. responderán con medidas "muy serias" el mismo lunes.

"Habrá una respuesta de algún tipo al referéndum (del domingo) en sí, y además, si no hay pasos para avanzar hacia una solución, habrá una serie de pasos muy serios el lunes en la UE y aquí. Pero nuestra esperanza es que no nos pongan en la posición de tener que hacer eso", dijo Kerry en una audiencia ante el Senado.

NUEVAS SANCIONES

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordarán en el Consejo que celebrarán el próximo lunes la posibilidad de imponer sanciones específicas a Rusia por no dar pasos para rebajar la tensión en la crisis ucraniana. Los líderes comunitarios ya advirtieron a Moscú de esa posibilidad en la cumbre extraordinaria celebrada la semana pasada.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE acordaron el pasado jueves las primeras sanciones a Rusia después del despliegue de fuerzas prorrusas en la región autónoma ucraniana de Crimea, consistentes en la suspensión de negociaciones bilaterales para la liberalización de visados y de un nuevo acuerdo marco.

En una posible segunda ronda de medidas restrictivas si Rusia no daba pasos para reducir la tensión, apuntaron a la posibilidad de imponer la prohibición de viajar a territorio comunitario, la congelación de activos e incluso la cancelación de la próxima cumbre UE-Rusia, mientras que en una hipotética tercera ronda, si no hay mejorías, aludieron ya a medidas con repercusión económica.

MOSCÚ ABRE LA PUERTA AL CONTACTO CON KIEV

Moscú, cada vez más presionada por la comunidad internacional, entreabrió hoy una puerta a un eventual primer contacto con las nuevas autoridades de Ucrania, mientras que la rebelde Crimea ya da por hecho su pronta adhesión a Rusia y quema a toda prisa los puentes con Kiev.

A las sanciones adoptadas y anunciadas por Estados Unidos y la Unión Europea, se sumó la congelación del proceso de adhesión de Rusia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y una seria advertencia del G7, que entre otras cosas, exigió a Rusia abrir un diálogo directo con Kiev.

La Cancillería rusa anunció a última hora de la tarde su disposición de acudir mañana, 14 de marzo, a una reunión en Minsk de viceministros de Asuntos Exteriores de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI), de la que forma parte Ucrania.

"Todo depende de la parte ucraniana, que en una nota del Ministerio de Exteriores aseguró que tal encuentro sería inaceptable", señala la Cancillería rusa en un comunicado.

Hasta ahora, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, se ha negado a reunirse con su colega de Ucrania, ya que Moscú no reconoce como legítimas a las autoridades surgidas en Kiev tras el derrocamiento de Víktor Yanukóvich.

Ante las crecientes e incesantes presiones de la comunidad internacional, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha planteado al Consejo de Seguridad de Rusia la necesidad de revisar las relaciones de Moscú con Occidente

"Vamos a pensar juntos sobre cómo afrontar nuestras relaciones con nuestros socios y amigos en Ucrania, y con nuestros socios en Europa y Estados Unidos", apuntó el líder del Kremlin en una reunión a la que acudió toda la plana mayor del país.