Llegan a Madrid españoles desde Trípoli y critican a embajada por falta ayuda

internacional

| 21.02.2011 - 16:34 h
REDACCIÓN

Los españoles, residentes y turistas, que han logrado salir hoy de Trípoli han criticado la actitud de la Embajada de España en Libia, por no haberles facilitado ninguna ayuda ni información para abandonar el país ante las protestas.

A las 14.00 horas de hoy aterrizaba en Barajas un vuelo procedente de Trípoli, de la compañía Lybian Airways, en el que han viajado unas cien personas, la mayoría de ellas españolas, aunque también había algunas de nacionalidad argentina.

Los coruñeses Antonio Regueira y Gonzalo Candali han relatado a Efe que trabajan en Tripolí para una empresa de topografía española que participa en la construcción de una línea férrea entre Bengasi y Tobruk.

Han comentado que cuando se iniciaron las protestas la empresa les recomendó que abandonaran el país y adquirieron un pasaje para el próximo miércoles, pero ante el agravamiento de la situación decidieron cambiarlo para hoy.

"Trabajamos con portugueses, alemanes y gente de otros países a los que ayer sus embajadas informaron de que iban a ser repatriados. Nosotros nos pusimos en contacto con nuestros representantes diplomáticos, que se limitaron a tomar nota de nuestros datos", dijeron.

Ante la falta de información, se dirigieron al aeropuerto para cambiar el billete ante el temor de que el de hoy pueda ser el último vuelo para abandonar Trípoli y comentaron que la situación en las calles de la capital era de calma, aunque en la carretera del aeropuerto habían construido barricadas, pese a lo que se transitaba sin problemas.

También criticaron la "falta de atención y desinformación" de la embajada un grupo de 15 turistas alicantinos, que comenzó a recorrer Libia el pasado 12 de febrero y que dijeron que habían sido muy afortunados porque no les había tocado "ninguna protesta", ni habían tenido "ningún problema".

Una de las turistas, Pepa, manifestaba que "los follones se iban montando según abandonábamos los sitios", aunque reconoció que ayer por la noche sí que "pasamos miedo en Trípoli porque la situación estaba muy enrarecida".

Los alicantinos tenían billete para regresar hoy a España y anoche se pusieron en contacto con la embajada para obtener información.

Según su relato, los representantes diplomáticos les recomendaron no salir del hotel, ni dirigirse hoy al aeropuerto, por lo que expresaron su felicidad al haber desoído este consejo, "ya que todavía seguiríamos allí sin saber hasta cuándo".

En este vuelo, que realiza la aerolínea libia los lunes, miércoles, jueves y sábado entre Madrid y Trípoli, también viajaron tres ciudadanos argentinos que trabajan en una compañía petrolífera en la ciudad de Albaide y que han sido repatriados por su empresa.

Comentaron que no habían pasado miedo, ya que los tres coincidieron en señalar que "no te enteras de nada si no estás justo en el lugar del conflicto y la televisión estatal no para de decir que todo está en calma.