Grecia pedirá extender los plazos de los objetivos del plan de ajuste

"Es necesario que las mandatarios extranjeros dejen de hacer declaraciones que se oponen a nuestro esfuerzo"

"La primera verdad es que el programa de rescate está descarrilado", afirmo Samarás

"Es necesario que las mandatarios extranjeros dejen de hacer declaraciones que se oponen a nuestro esfuerzo"

(Archivo)

internacional

| 06.07.2012 - 19:26 h
REDACCIÓN

El nuevo primer ministro griego, el conservador Andonis Samarás, aseguró hoy que pedirá a la UE una extensión de los plazos para cumplir los objetivos del plan de ajuste exigido por sus acreedores a cambio del nuevo préstamo, pese a que reconoció que el proceso de reformas ha "descarrilado". "Pediremos la renegociación de los objetivos del programa de rescate. Para conseguir cumplirlos de verdad, no para evitarlos", afirmó el primer ministro en el Parlamento griego durante la presentación de su programa de gobierno con que se abrió el debate de investidura, que concluirá el domingo.

En todo caso, Samarás certificó su compromiso de "mantener a Grecia en la eurozona". "Pero es necesario que las mandatarios extranjeros dejen de hacer declaraciones que se oponen a nuestro esfuerzo", dijo. "No es posible que, en un período en que llevamos a cabo esfuerzos para hacer el país atractivo a las inversiones, los mandatarios europeos hagan declaraciones sobre la inminente salida del país de la eurozona", criticó.

Samarás reconoció, por otra parte, la necesidad de que Grecia lleve a cabo reformas y cumpla los objetivos marcados por Bruselas, pero subrayó que no debe ser a costa de que "la gente pierda sus casas y coma en ollas populares".

"La primera verdad es que el programa de rescate está descarrilado", afirmó en referencia a la pausa en el proceso de reformas que ha supuesto el doble proceso electoral que ha vivido Grecia en los últimos meses.

A pesar de ello, Samarás manifestó su compromiso a no reducir más los salarios y las pensiones, así como a no elevar más los impuestos, algo que en principio podría entrar en contradicción con las exigencias de la llamada troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). Pero, a cambio, el líder conservador ofreció "acelerar las privatizaciones" y "no sólo las que están previstas por el plan de rescate, sino más numerosas para atraer inversiones".

El proceso privatizador comenzará con los ferrocarriles y la energía, aunque manteniendo las redes bajo control público, y seguirá con la venta de las compañías municipales de gestión del agua y con la de propiedades del Estado, especialmente en la costa. "Nuestro objetivo no es ganar dinero, sino atraer inversiones", destacó Samarás, al tiempo que aseguró que permitirá que los fondos que han salido de Grecia en los últimos años "puedan regresar sin problemas".

Igualmente habló de la urgencia de combatir los excesivos trámites burocráticos, abolir la "impunidad" de la que gozan los diputados y modificar la ley de inmigración.