Felipe VI pide a los inversores de EEUU confiar en España, que resurge con fuerza

internacional

| 16.09.2015 - 17:58 h
REDACCIÓN

El rey Felipe VI animó a un grupo de importantes directivos de multinacionales estadounidenses a confiar en España como nación que resurge con fuerza tras la crisis, moderna, fiable, llena de creatividad, abierta al mundo y dispuesta a superar las dificultades y desafíos que tiene por delante.

El segundo día de su visita a Washington y mientras la reina Letizia acudía al Instituto Nacional del Cáncer, el rey presidió un encuentro empresarial organizado por el ICEX y la Cámara de Comercio de EEUU, al que asistió una docena de multinacionales con intereses en sectores españoles como el farmacéutico, la distribución, la industria, la hostelería y las tecnologías de la información.

En sus palabras iniciales ante este foro, el monarca invitó a los empresarios estadounidenses a invertir en España y ampliar la presencia de los grupos ya implantados en el mercado español, porque las relaciones económicas bilaterales ofrecen todavía "un gran potencial sin explotar".

Tras destacar que una mayor cooperación económica es "esencial" para aumentar el progreso y bienestar de ambas sociedades, subrayó que España ofrece gran fortaleza y estabilidad en numerosos sectores en los que es líder, desde infraestructuras, finanzas y energías renovables hasta las industrias farmacéutica, biotecnológica, automovilística, turística, cultural, de moda y de comunicaciones.

Ante los representantes empresariales estadounidenses y el exconsejero de Seguridad Nacional y actual consejero delegado de la Cámara de Comercio de EEUU, Jim Jones, el rey recalcó que, una vez superadas las turbulencias económicas, la recuperación de España gana fuerza, con perspectivas de crecimiento económico y reducción constante del paro para el presente año y 2016.

Los principales desafíos de España siguen siendo recortar las tasas de desempleo y ofrecer oportunidades a largo plazo a quienes más han sufrido la recesión, "especialmente los jóvenes", recalcó Felipe VI, antes de advertir de que hace falta acelerar la productividad y mejorar la educación y la formación, objetivos para los que cobra una importancia fundamental la inversión extranjera.

En este contexto, llamó a aprovechar el Tratado de Libre Comercio UE-EEUU (TTIP) como "una oportunidad" para promover "oportunidades de negocio y creación de empleo", que reportará beneficios "especialmente sustanciales" en sectores como la industria del automóvil y los equipos médicos, así como en los servicios públicos, y que requerirá la implicación "esencial" del sector privado.

Felipe VI, que recordó la condición de EEUU como primer inversor extranjero en España y principal socio comercial fuera de la UE, invitó asimismo a los empresarios estadounidenses a profundizar sus alianzas con compañías españolas para operar juntos en otros mercados de América Latina y África.

Las multinacionales Microsoft, General Motors, HP, 3M, Honeywell, Marriott, Dow Chemical, UPS, Lilly, Du Pont, International Paper Container y Costco estaban representados por sus máximos ejecutivos o por altos directivos en este foro empresarial, celebrado en la residencia del embajador español en Washington y en el que ha participado el presidente de la patronal española CEOE, Juan Rosell.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, acompañaban asimismo al Rey, que continúa hoy su agenda oficial en Washington con un seminario sobre relaciones trasatlánticas organizado por el Wilson Center y el Real Instituto Elcano.