Los líderes de la UE cierran filas con España ante el desafío independentista

LIDERESUE.mp4
LIDERESUE.mp4 |Telemadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha llegado este jueves a la sede donde se celebrará el Consejo Europeo sin hacer declaraciones a los periodistas, solo unas horas después de que el Ejecutivo haya anunciado que seguirá adelante con la aplicación del artículo 155 de la Constitución para hacer frente al desafío secesionista en Cataluña. La cumbre estará marcada inevitablemente por la crisis abierta en Cataluña, aunque no está en la agenda formal del Consejo Europeo.

El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, adelantaba que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea enviarán un "mensaje de unidad en torno a España" frente a la crisis política en Cataluña por el desafío independentista. Macron ha sido uno de los mandatarios europeos que más firmemente se ha pronunciado sobre Cataluña en las últimas semanas, dejando claro que cualquier solución debe pasar por el respeto al Estado de Derecho al tiempo que especificaba que su "único interlocutor" es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el que confía plenamente para "defender los derechos de los españoles".

También la canciller alemana, Angela Merkel, apoyó hoy al Gobierno español frente al independentismo en Cataluña y defendió que la solución a este conflicto "tenga como base la Constitución española". "Apoyamos la postura al Gobierno español", señaló la canciller, que reclamó una "solución que tenga como base la constitución española", tal y como ya ha pedido en ocasiones anteriores en los últimos días.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, respaldó hoy las decisiones que tome el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, respecto de la situación en Cataluña, porque actúa "según el más alto tribunal", el Tribunal Constitucional. "El más alto tribunal español ha dicho que el referendo es ilegal", enfatizó sobre la consulta organizada por el gobierno regional de Cataluña el pasado 1 de octubre. "Es un asunto entre el Gobierno de España y una región española", zanjó Rutte.

El primer ministro luxemburgués, Xabier Bettel, apostó por "encontrar una solución política, diplomática, de hablar todos juntos" en Cataluña pero siempre respetando la Constitución española.

Incluso el primer ministro esloveno, Miro Cerar, declaró hoy que "España, incluida Cataluña, es un Estado democrático, y cuando hay una cuestión sobre la autodeterminación debe resolverse en línea con el orden constitucional de España y, lo más importante, se tiene que hacer pacíficamente, sin violencia, democráticamente y con diálogo", dijo el jefe del Gobierno esloveno. "Valoramos mucho el derecho a la autodeterminación" sostuvo "pero es verdad que uno tiene que tener cuidado porque hay grandes diferencias entre Eslovenia y Cataluña", explicó el primer ministro esloveno.

EL PRIMER MINISTRO BELGA NIEGA QUE EXISTA UNA CRISIS DIPLOMÁTICA

El primer ministro belga, Charles Michel, ha descrito este jueves a España como un "país amigo" para negar que exista una "crisis" diplomática a causa de sus declaraciones sobre Cataluña, al tiempo que se ha reafirmado en su llamada al diálogo, condena del uso de la violencia y respeto por el Estado de derecho.

Dos diarios belgas, 'Het Laatste Nieuws' y 'De Morgen', han publicado este jueves que ha habido un intercambio de correos electrónicos entre "un director" del Gobierno español y Bélgica para trasladar el malestar del Ejecutivo de Mariano Rajoy. "No hay ningún incidente, ninguna crisis, si lo hubiera imagino que el presidente o ministro de Exteriores españoles habrían contactado con sus homólogos en Bélgica, y no ha sido el caso", ha zanjado. El orden protocolario ha colocado a Michel y Rajoy sentados uno al lado del otro en la sala de reuniones del Consejo Europeo, en donde ambos se han saludado con breve un apretón de manos durante el que no ha habido intercambio de palabras, según se ha visto en las imágenes difundidas del inicio de la cumbre.

TAJANI: NADIE RECONOCERÍA LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, rechazó hoy invitar al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a la Eurocámara, y explicó que no pretende "reconocer Cataluña como un país y como un socio que está al mismo nivel que España". "No planeo tomar ninguna iniciativa para invitar a ninguna persona aquí, porque no es la competencia del Parlamento Europeo llevar a cabo ninguna mediación. No pretendemos ir más allá de eso", dijo Tajani a la prensa sobre la posibilidad de invitar a Puigdemont a la Eurocámara para hablar sobre la situación en Cataluña.

"Siempre he recibido a cualquiera que quiera reunirse conmigo (...), pero Cataluña no es un país, quiero que eso quede claro, Cataluña es una comunidad autónoma que es parte de España", añadió Tajani.

El presidente de la Eurocámara recordó que el Gobierno de España "incluye una representación de Cataluña" y reiteró su llamada a establecer "conversaciones pacíficas" dentro del marco constitucional español."Estamos a favor del diálogo y espero que no haya una declaración de independencia", subrayó, ya que "nadie en Europa reconocería la independencia de Cataluña".

PUTIN CRITICA EL DOBLE RASERO DE LA UE Y PRECISA QUE LA SITUACIÓN EN CATALUÑA DEBE SER RESUELTA EN EL MARCO DE LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA

Más allá de esta Cumbre europea, el presidente de Rusia, Vladímir Putin también ha sido interrogado por la situación en Cataluña. Putin afirmó que el conflicto en Cataluña "debe ser resuelto en el marco de la ley española", y aprovechó para criticar el "doble rasero" de los países occidentales en las crisis abiertas tanto en el Kurdistán como en Cataluña. "La posición de Rusia es conocida: todo lo que ocurre es un asunto interno de España y debe ser resuelto en el marco de la legislación española, de conformidad con las tradiciones democráticas", dijo Putin en una intervención en el club internacional de debate "Valdái".

No obstante Putin aprovechó para criticar "el doble rasero" de algunos países occidentales que en su día apoyaron la "desintegración" de otros Estados. "Resulta que para algunos de nuestros colegas hay luchadores buenos por la libertad y hay separatistas que no pueden defender sus derechos ni con la ayuda de mecanismos democráticos", dijo el jefe de Kremlin

Putin destacó que, en relación a Cataluña, la Unión Europea y una serie de países condenaron de manera unánime a los partidarios de la independencia, "pero en su tiempo de hecho saludaron la desintegración de una serie de Estados, sin ocultar su alegría por ese hecho". "¿Acaso era necesario tan insensatamente, a partir de la coyuntura política y del deseo, y lo digo abiertamente, de agradar al hermano mayor de Washington, apoyar incondicionalmente la separación de Kosovo, provocando procesos similares en otras regiones de Europa y del mundo?", inquirió.

La situación en España, dijo el presidente ruso, "muestra cuán frágil puede ser la estabilidad en un Estado próspero y consolidado"."¿Quién hace poco podía esperar que el debate sobre el estatus de Cataluña, que tiene una larga historia, podría desembocar en un grave crisis política?", agregó.