El Gobierno se reunirá el sábado para cerrar la aplicación del artículo 155

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha respondido este jueves al requerimiento del Gobierno central reiterando su oferta de diálogo sobre Cataluña y planteando la posibilidad de que se declare la independencia: "El Parlament podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la independencia que no votó el 10 de octubre".

Esta es la respuesta que ha dado al segundo plazo para responder al requerimiento del Gobierno central sobre si declaró o no la independencia la semana pasada, y el plazo expiraba este mismo jueves a las 10 horas. El presidente catalán introduce por primera vez que, para declarar la independencia, el Parlament debería realizar una votación.

SUSPENSION DE LA AUTONOMIA

Reitera que en su comparecencia en el Parlament del 10 de octubre propuso "dejar en suspenso los efectos del mandato popular" del referéndum del 1 de octubre. Insiste en reivindicar la validez de esa votación asegurando que hubo "un porcentaje superior al que ha permitido al Reino Unido iniciar el proceso del Brexit", y con un número de catalanes mayor que el que votó el último Estatut.

Puigdemont precisa por carta al presidente del Gobierno que el Parlament podría declarar la independencia "si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar la represión", y lamenta que aún no haya sido atendida su petición de celebrar una primera reunión Generalitat-Estado. "En mi carta del lunes le propuse celebrar una reunión que todavía no ha sido atendida", añade Puigdemont.

El requerimiento es un paso previo a que el Ejecutivo de Rajoy pueda aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender así la autonomía de Cataluña: para Puigdemont, eso "indica que no se es consciente del problema y que no se quiere hablar". El presidente catalán lamenta que la aplicación del 155 siga encima de la mesa pese a "todos los esfuerzos" de la Generalitat para dialogar, y destaca que esta defensa del diálogo también ha llegado de varias instituciones y dirigentes políticos y sociales de Europa y del resto del mundo.

ENCARCELAMIENTO DE SÁNCHEZ Y CUIXART

Puigdemont afea al presidente Rajoy que, más allá del diálogo, "tampoco ha sido atendida la petición de revertir la represión", y ha puesto de ejemplo la entrada a prisión del presidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el de Êmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Concluye que los dos detenidos dirigen entidades "de acreditada trayectoria cívica, pacífica y democrática", por lo que ve completamente injustificado su encarcelamiento. Finalmente, le adjunta a Rajoy un enlace de internet que recoge el diario de sesiones del Parlament del 10 de octubre, cuando Puigdemont compareció ante los diputados y dejó en suspenso la declaración de independencia..

RAJOY ULTIMA LA APLICACIÓN DEL 155

El Gobierno ha constatado hoy la negativa del presidente catalán, Carles Puigdemont, a atender el requerimiento que le instaba a restituir el orden constitucional alterado y, en consecuencia, continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución. El Gobierno informa en un comunicado de que ha convocado para el próximo sábado un Consejo de Ministros extraordinario a fin de aprobar las medidas que elevará al Senado para "proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña, y restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma".

Denuncia en el comunicado la actitud de los responsables de la Generalitat de "buscar, deliberada y sistemáticamente, el enfrentamiento institucional a pesar del grave daño que se está causando a la convivencia y la estructura económica de Cataluña". Ante ello, afirma que pondrá "todos los medios" a su alcance "para restaurar cuanto antes la legalidad y el orden constitucional, recuperar la convivencia pacífica entre ciudadanos y frenar el deterioro económico que la inseguridad jurídica está causando en Cataluña".

La carta de Puigdemont ha llegado poco antes de las diez de la mañana, cuando se cumplía el plazo dado por el Ejecutivo para "atender al requerimiento que le fue remitido el pasado 11 de octubre y en el que se le reclamaba que informara de forma clara y precisa si alguna autoridad de Cataluña había procedido a declarar la independencia de esa Comunidad Autónoma y se le instaba a restituir el orden constitucional alterado".

Con esa misiva, el Ejecutivo "ha constatado" la negativa de atender ese requerimiento y, en consecuencia, "continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña".

En su comunicado, el Gobierno afirma que está cerrando en estos momentos una respuesta mayoritaria y consensuada al desafío secesionista con distintas fuerzas políticas, a las que agradece su apoyo. Puigdemont ha asegurado en la nueva carta al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que "si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continúa la represión", el Parlament "podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10".

EL GOBIERNO PONDRÁ TODOS LOS MEDIOS PARA RESTAURAR EL ORDEN CONSTITUCIONAL

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha garantizado que el Ejecutivo pondrá "todos los medios a su alcance" para restaurar el orden constitucional, la "convivencia pacífica" en Cataluña y frenar el "deterioro" de la seguridad jurídica de la que es único responsable la Generalitat. En una declaración institucional en el Congreso, Méndez de Vigo ha leído el comunicado emitido por el Gobierno tras recibir la carta del presidente catalán, Carles Puigdemont, en la que anuncia que si el Ejecutivo "persiste en impedir el diálogo y continúa la represión", el Parlament podrá votar la declaración formal de independencia.

Este es el texto íntegro del comunicado del comunicado del Gobierno en respuesta a la carta que Carles Puigdemont ha dirigido hoy al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy:

"El Gobierno de España ha constatado a las 10 horas de esta mañana, último plazo establecido, la negativa del presidente de la Generalitat de Cataluña a atender al requerimiento que le fue remitido el pasado 11 de octubre y en el que se le reclamaba que informara de forma clara y precisa si alguna autoridad de Cataluña había procedido a declarar la independencia de esa Comunidad Autónoma y se le instaba a restituir el orden constitucional alterado.

En consecuencia, el Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Cataluña.

El próximo sábado el Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria, aprobará las medidas que elevará al Senado a fin de proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Cataluña, y restaurar el orden constitucional en la Comunidad Autónoma.

El Gobierno agradece el apoyo de las distintas formaciones políticas con las que está cerrando en estos momentos una respuesta mayoritaria y consensuada al desafío secesionista. Por otra parte, denuncia la actitud mantenida por los responsables de la Generalitat de buscar, deliberada y sistemáticamente, el enfrentamiento institucional a pesar del grave daño que se está causando a la convivencia y la estructura económica de Cataluña. El Gobierno pondrá todos los medios a su alcance para restaurar cuanto antes la legalidad y el orden constitucional, recuperar la convivencia pacífica entre ciudadanos y frenar el deterioro económico que la inseguridad jurídica está causando en Cataluña".