Valls sobre Cataluña: "Todo lo que debilite a España debilitaría a Europa"

Manuel Valls será candidato a las legislativas en el partido de Macron
Manuel Valls será candidato a las legislativas en el partido de Macron |Telemadrid

El primer ministro francés, Manuel Valls, aseguró que, aunque les pertenece a los españoles "escoger su propia organización", él se muestra a favor de una España fuerte y unida, porque "todo lo que debilite a España debilitaría a Europa".

En una conferencia de prensa en París tras haberse reunido con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, el jefe del Ejecutivo francés destacó ante todo que su Gobierno "no se va a inmiscuir en el debate sobre el futuro de España".

Valls, que nació en Barcelona y conservó su nacionalidad española hasta obtener la francesa a los 20 años, en 1982, sí recordó que, como primer ministro francés, está muy atento a que los Estados nación "no se separen".

El jefe del Ejecutivo galo también indicó que "España es un gran país de la Unión Europea", que ha mantenido con Francia, "desde siempre", una fuerte cooperación. "No necesito recordar los vínculos entre ambos", añadió Valls, que con esa opinión insistió en sus declaraciones de la víspera, cuando mostró su "convicción" de que Francia, "en estos momentos difíciles, necesita una España fuerte y unida, porque España es un socio en muchos campos".

Juncker, que por la mañana había participado en el decimotercer congreso de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), rechazó por su parte implicarse "en un debate profundo que agita a todas las partes integrantes de España". "¿Quién soy yo, tras el referéndum y sobre todo antes del referéndum (sic), para querer inmiscuirme en la intimidad española?", se preguntó el dirigente europeo.

Ayer lunes, el portavoz comunitario, Margaritis Schinas, había señalado que "no corresponde a la Comisión expresar una postura sobre una cuestión de organización interna relacionada con las disposiciones constitucionales de un Estado miembro".

Además, explicó que Juncker fue informado de los resultados de los comicios catalanes, pero que no tuvo "ningún contacto inmediato (...) ni con el Gobierno español ni con el Gobierno regional de Cataluña".

En las elecciones catalanas del pasado domingo, las candidaturas independentistas de Junts pel Sí y la CUP sumaron la mayoría absoluta en escaños, con 72 diputados en total, aunque no lograron más del 50% de los votos, al quedarse con el 47,8% de los sufragios.