Bradley Manning, sentenciado a 35 años de prisión por filtración a WikiLeaks

El soldado estadounidense Bradley Manning fue sentenciado hoy en una corte militar a 35 años de prisión y expulsado del Ejército con deshonor por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks.

Manning afrontaba un máximo de 90 años tras ser hallado culpable a finales de julio de 20 de los 22 cargos de que le acusaba la fiscalía, incluidas varias violaciones de la ley de espionaje, robo de información gubernamental o abuso de su posición de analista en Irak, aunque fue exculpado del cargo peor, el de ayuda al enemigo.

Manning, de 25 años, no mostró reacción visible ante la condena, que se verá reducida en 1.294 días por el tiempo ya pasado en prisión desde su detención en mayo de 2010 en Irak y por eltrato abusivo que recibió en sus casi nueves meses de reclusión y aislamiento en Quantico (Virginia).

Además, Lind ordenó que Manning sea expulsado con deshonor de las Fuerzas Armadas por estos delitos. Su caso pasará ahora automáticamente a un tribunal de apelaciones del Ejército.

La fiscalía, que representa al Gobierno, pidió esta semana que Manning fuera condenado al menos a 60 años en una cárcel militar, mientras que la defensa consideraba que su condena no debía exceder los 25 años que serían necesarios para que los documentos que filtró sean desclasificados.

Previsiblemente, el soldado, que durante el juicio se inculpó de los cargos más graves y pidió perdón y una segunda oportunidad, deberá cumplir un tercio de la condena antes de poder optar a la libertad condicional.

La lectura de la sentencia pone fin a casi tres meses de juicio castrense y casi año y medio de preparación de un complejo proceso que es visto como un precedente único ante futuros intentos de denunciar abusos militares ante la opinión pública.

UN PRECEDENTE PARA PROCESAR A ASSANGE

Además, desde WikiLeaks sus abogados consideran que el juicio contra Manning intenta sentar las bases para un eventual procesamiento del fundador del portal, el australianoJulian Assange, que ha sido presentado por la acusación como cómplice en las filtraciones.

REACCIONES

La organización Amnistía Internacional ha pedido al presidente de EEUU, Barack Obama, que conmute la pena de 35 años a la que fue sentenciado el soldado Bradley Manning por una corte militar y que permita su 'liberación inmediata'.

La defensa de Manning tiene intención de cursar una petición de clemencia ante el Departamento de Justicia estadounidense, que revisa esas solicitudes antes de entregárselas al presidente, quien toma la decisión final, señaló la organización.

Para Amnistía, la juez militar Denise Lind dictó sentencia antes de que Manning 'pudiera defenderse presentando pruebas de que actuaba en interés público'.

Por su parte, Rusia califica de 'injustificable' la dureza de la condena a Manning y considera que "cuando se trata de los intereses de Estados Unidos, el sistema judicial norteamericano toma decisiones ejemplarizantes de una dureza injustificable sin reparar en la defensa de los derechos humanos", dijo Konstantín Dolgov, jefe del departamento de Derechos Humanos y la Democracia de la Cancillería rusa.

El diplomático subrayó que "este doble rasero aplicado a la supremacía de la ley y los derechos humanos demuestra una vez más la falta de fundamentos para las pretensiones de EEUU al liderazgo en estos asuntos".

Dentro de Estados Unidos, la organización Unión de Libertades Civiles ha lamentado la sentencia que considera una prueba de que "algo va verdaderamente mal" en el sistema de justicia del país.

"Cuando un soldado que compartió información con la prensa y la gente es castigado mucho más duramente que otros que torturaron a prisioneros y mataron a civiles hay algo que está verdaderamente mal en nuestro sistema de justicia", indicó en un comunicado Ben Wizner, director del proyecto de Expresión y Privacidad de la organización.