La UE estudiará una reforma de los tratados para aumentar la disciplina fiscal

economia

| 24.10.2011 - Actualizado: 00:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los líderes de la UE se mostraron a favor de estudiar "una reforma limitada" de los tratados para mejorar el funcionamiento de la zona euro y aumentar la disciplina fiscal de sus miembros, según anunció hoy el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) acordaron que Van Rompuy presente un informe en la cumbre comunitaria de diciembre próximo, para cuya elaboración trabajará con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Una reforma "limitada" significa que no supondrá "un cambio profundo de la arquitectura institucional" creada por el Tratado de Lisboa, afirmó el presidente del Consejo Europeo.

Van Rompuy recalcó que la reforma de los tratados no es el objetivo en sí, sino que es "profundizar la unión económica y reforzar la disciplina fiscal".

La reforma es un proceso complicado, ya que requiere la aprobación unánime de los veintisiete miembros de la Unión y la posterior ratificación, sea por vía parlamentaria o por referéndum, en función del alcance de las modificaciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que "no debe excluirse" un cambio del tratado, dentro de la búsqueda de mayor estabilidad macroeconómica en los países del euro.

El objetivo de la reforma sería "reforzar la convergencia económica de la zona euro, mejorar la disciplina fiscal y profundizar la unión económica", según el texto de conclusiones aprobado hoy por los jefes de Estado y Gobierno de la UE.

El primer ministro británico, David Cameron, recordó que los cambios en los tratados solo pueden aprobarse por unanimidad y aseguró que, en ese sentido, suponen "una oportunidad para el Reino Unido de avanzar en su propio interés".

Alemania quiere que el procedimiento esté concluido como mucho en un año, avanzó el sábado en Bruselas el ministro germano de Exteriores, Guido Westerwelle.

España no tiene inconvenientes con esa reforma, ya que permitirá fortalecer "la arquitectura de gobierno económico de la zona euro" y afrontar "en mejores condiciones" futuras crisis, dijo también el sábado el secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido.

Westerwelle explicó a los responsables comunitarios de Asuntos Europeos que su Gobierno quiere endurecer el artículo 126 del Tratado sobre el Funcionamiento de la UE, que trata los déficit excesivos.

El ministro alemán detalló que el artículo 48 del Tratado de la Unión Europea, que regula los procedimientos de reforma, estipula que debe realizarse una convención, pero instó a trabajar en los próximos meses de forma que todo el proceso no debería necesitar más de un año.