La corte europea golpea a la banca y alivia al usuario

economia

| 21.12.2016 - 21:29 h
REDACCIÓN

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia que obliga a los bancos españoles a devolver todo lo que cobraron de más por las cláusulas suelo abusivas, lo que supone una factura de más de 4.000 millones de euro para el sector pero respaldan a miles de hipotecados. La corte europea se opuso así a la decisión del Tribunal Supremo español que, aunque dictó que las cláusulas suelo eran abusivas por falta de transparencia y las declaró nulas, determinó que los usuarios solo podrían recuperar los intereses abonados indebidamente desde la fecha de su sentencia (emitida el 9 de mayo de 2013), y no desde que suscribieron el contrato.

Las cláusulas suelo se aplican a las hipotecas con interés variable, que son aquellas a las que se añade una tasa diferencial sobre un índice de referencia, como por ejemplo el euribor u otro. Cuando ese tipo de interés va a bajar de un determinado nivel, la cláusula suelo lo impide, lo que en la práctica hace que esa hipoteca se transforme de interés variable en fijo.

El Tribunal con sede en Luxemburgo cree que limitar en el tiempo las devoluciones por la nulidad de las cláusulas hace que la protección de los consumidores sea "incompleta e insuficiente", por lo que "no constituye un método adecuado y eficaz para que cese el uso de cláusulas abusivas".

Los jueces subrayan que la nulidad de la cláusula debe conllevar que se restablezca la situación en la que estaría el consumidor de no haber existido la misma y, por tanto, implica la devolución de las ventajas obtenidas por las entidades en detrimento de los usuarios.

La sentencia, que no se puede recurrir, pone punto final a uno de los casos más representativos de la crisis financiera en España y sienta las bases para que los tribunales nacionales, incluido el Supremo, diriman las miles de demandas que tienen pendientes.

ENTRE 3.000 Y 6.000 MILLONES

Aunque no hay cifras exactas, según diferentes cálculos, unos dos millones de personas pagaron entre 3.000 y 6.000 euros de más en intereses por culpa de estas cláusulas, que se incluyeron en entre el 30 % y 40 % de las hipotecas en España. Devolver estas cantidades le costará a las entidades algo más de 4.000 millones de euros, según datos revelados hoy por el Banco de España.

Con la sentencia sobre la mesa, los bancos cotizados han explicado en qué se traducirá la decisión del TJUE: Popular estima un impacto de 334 millones de euros, Unicaja de 150 millones, Bankia de 100 millones, Liberbank de 83 millones y BBVA de 404 millones. Sabadell, por su parte, ha insistido en que sus cláusulas suelo son transparentes

La Asociación Europea de Banca aseguró que las entidades acatarán una sentencia cuyo reflejo ha sido inmediato en la bolsa española, con caídas generalizadas en el sector que han llegado hasta el 13,71 % para Liberbank y al 6,81 % en Popular.