Fitch degrada en dos peldaños la nota de solvencia de España e Italia

La prima española cae a los 311 puntos pese a la falta de acuerdo con Grecia

economia

| 27.01.2012 - 20:42 h
REDACCIÓN

La agencia de calificación Fitch ha cumplido este viernes su amenaza al rebajar en dos peldaños la calificación de solvencia de España, Italia y Eslovenia, y en un escalón la nota de Bélgica y Chipre.

Sin embargo, mantiene su calificación Irlanda, otro de los países puestos en revisión hace poco más de un mes con el argumento de que la solución de la crisis de deuda soberana en la zona del euro estaba lejos de ser alcanzada.

De los seis países de la zona del euro cuestionados por Fitch, Bélgica sigue siendo el que mantiene mejor calificación, un sobresaliente (AA), aunque antes de la revisión tenía un sobresaliente alto (AA+).

A continuación quedan España y Eslovenia, ya que ambos países pierden dos posiciones y pasan de un sobresaliente bajo (AA-) a un simple notable (A).

Por debajo se sitúan Italia, que pasa de un notable alto (A+) a un notable bajo (A-); Irlanda, que se mantiene con un aprobado alto (BBB+) y Chipre, que pasa de un aprobado (BBB) se queda a las puertas del "bono basura" (BBB-).

LA PRIMA DE RIESGO CAE A LOS 311 PUNTOS BASICOS PESE A LA FALTA DE ACUERDO CON GRECIA

Los rumores sobre un acuerdo inminente sobre la quita de deuda Griega, que finalmente no ha llegado a concretarse provocó este viernes una caída de las primas de riesgo en los mercados de deuda de los países periféricos, entre ellos España. Al cierre de los mercados, la prima de riesgo española -que mide el diferencial entre el rendimiento del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo- ha caído hoy al cierre del mercado hasta los 311 puntos básicos, desde los 334 del cierre del jueves.

Esto se debe a que el rendimiento del bono español a diez años se ha situado por primera vez en mucho tiempo por debajo del 5 por ciento, en concreto en el 4,97 por ciento.

Los rumores sobre el acuerdo se vieron alentados después de que el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, apuntara en el foro de Davos que el pacto era inminente, lo que generó una corriente de euforia en las bolsas y los mercados de deuda.

Sin embargo, poco a poco los mercados se fueron desinflando ante la constancia de que el pacto no llegaba. Las bolsas europeas acabaron cerrando en negativo, pero los mercados de deuda lograron mantener el optimismo.

Al final de la tarde, el presidente del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), el alemán Josef Ackermann, advirtió del bloqueo de las negociaciones para la quita griega y dijo que no ve apenas margen de negociación más allá del última oferta lanzada por los acreedores privados.

Un acuerdo que satisfaga a los principales prestamistas de Grecia -la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- es esencial para que estos accedan a conceder un nuevo crédito de unos 130.000 millones de euros, tal y como se pactó en la cumbre europea del pasado octubre.

Durante la sesión de hoy, la prima de riesgo helena registró un leve descenso, dado que comenzó en los 3.215 puntos básicos y cayó al final a los 3.211 puntos.

La prima de riesgo de Italia se ha reducido desde los 418 puntos básicos hasta los 404.

Por su parte, la prima de riesgo de Portugal aumentó desde los 1.293 hasta los 1.336, en tanto que la de Francia descendió desde los 122 hasta los 118 puntos.