El Gobierno admite que se puede retrasar la jubilación más allá de los 67 años

Báñez garantiza a los sindicatos que no tocará ni pensiones ni desempleo en el nuevo plan de reformas

El Gobierno quiere evitar que las pensiones suban más que los salarios

Considera necesario subir a 40 los años de cotización para cobrar el 100% de una pensión

economia

| 24.04.2013 - 18:04 h
REDACCIÓN

El Gobierno admite que el factor de sostenibilidad, que tendrá que definir en apenas un mes un comité de expertos creado a tal efecto, puede retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años fijados a partir del año 2027, según el documento sobre dicho parámetro que ayer entregó el secretario general de Seguridad Social, Tomás Burgos, a la Comisión del Pacto de Toledo.

El documento señala que el factor de sostenibilidad puede tener efectos sobre la edad de jubilación en dos sentidos. Por un lado, aumentando el número necesario de años cotizados para poder jubilarse, de tal manera que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal, establecida en los 67 años a partir de 2027. Por otro lado, el Ejecutivo admite que una vez unificada la edad legal de jubilación, "es posible seguir aumentando dicha edad legal", al tiempo que también reconoce que el factor de sostenibilidad puede tener efectos sobre la "indexación de las pensiones", que ahora se actualizan según la evolución del IPC del mes de noviembre de cada año.

Al hilo de esto, el documento del Ministerio de Empleo indica que en la última década se han producido "comportamientos perversos que el propio sistema de Seguridad Social origina y que no se deben perpetuar en el tiempo", como el hecho de que la pensión media del sistema haya crecido en este periodo más que los salarios y más que la variación de los precios, así como la "insuficiencia" de las cotizaciones en relación con algunas prestaciones devengadas o las altas tasas teóricas de reemplazo de las prestaciones en España en comparación con las de otros países europeos.

MAS AÑOS PARA COBRAR EL 100%

También reconoce el Gobierno que el factor de sostenibilidad puede tener efectos sobre la fórmula de cálculo de la pensión, al aumentar el número de años cotizados para alcanzar el 100% de la base reguladora y/o modificar la fórmula de cálculo de dicha base reguladora.

El Gobierno considera "necesario" aumentar progresivamente, de 2027 a 2058, el período que habría que cotizar para cobrar el 100 % de una pensión contributiva y que debería ser de 40 años.

La reforma de pensiones de 2011 del PSOE fijó que, de 2013 a 2027, se elevarían progresivamente en dos los años (de los 35 actuales a 37) para poder percibir una prestación contributiva al completo.

El Ejecutivo estima que, con la elevación de 35 a 37 años, se cubre el aumento previsto de la esperanza de vida a los 67 años en el período 2013-2027 (en 2013 es de 18,26 años, que en 2027 llegará a 19,93 años).

Debido a que de 2027 a 2058 la esperanza de vida subirá hasta los 21,26 años es por lo que plantea un nueva subida del período de cotización de tres años.

Para 2060 los años exigidos para cobrar el 100% de la pensión serían 40,29 años.

Según el Gobierno, esos 40 años estarían en línea con muchos de los países de la Unión Europea.

El factor de sostenibilidad se introdujo en la reforma de pensiones de 2011 (ley 27/2011 sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social) que pactó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT.

El aumento de la edad legal de jubilación compatible con una flexibilización de dicha edad, mediante un sistema de incentivos y penalizaciones, y la compatibilidad de la pensión de jubilación con el trabajo son otras de las tendencias que el Ministerio de Hacienda apunta de otros sistemas públicos de pensiones en Europa.

GARANTIZAR LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA

El documento del Gobierno también destaca que la disminución de la tasa de natalidad y el progresivo incremento de la esperanza de vida de las personas mayores hace necesaria la búsqueda de soluciones que garanticen la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo, garantizando a su vez pensiones adecuadas. "Puede concluirse por tanto que son tanto factores exógenos como endógenos al sistema de Seguridad Social español los que justifican la necesidad de regular el factor de sostenibilidad, buscando una definición y estructuración del mismo que no se limite a los factores demográficos sino que considere la realidad social y económica española en su conjunto", reza el documento.

Por último, el Gobierno justifica el adelanto del factor de sostenibilidad, que no estaba previsto que se definiera hasta el año 2027, a la crisis económica que, entre otras cosas, está originando "altas" tasas de desempleo, así como "el no crecimiento o incluso bajada" de los salarios, circunstancias que están provocando una disminución en los ingresos por cotizaciones, "haciendo necesario incluso la utilización del Fondo de Reserva en el corto plazo".

BÁÑEZ GARANTIZA A LOS SINDICATOS QUE EL NUEVO PLAN DE REFORMAS NO TOCARÁ PENSIONES, NI DESEMPLEO

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha trasladado esta mañana a los sindicatos que el Gobierno no tiene en mente introducir medidas que afecten a "las pensiones ni a las prestaciones por desempleo" dentro del Plan Nacional de Reformas que se aprobará en el Consejo de Ministros de este viernes. En rueda de prensa para presentar los actos del 1¦ de Mayo, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, acompañado de su homólogo en UGT, Cándido Méndez, ha desvelado que así de "tajantemente" se lo ha comunicado la titular de Empleo en una conversación telefónica.

No obstante, los sindicatos temen que el debate sobre las cotizaciones en el empleo a tiempo parcial y el factor de sostenibilidad acabe poniendo "patas arriba" el sistema de pensiones, y que el Gobierno, una vez conozca el dato de la Encuesta de Población Activa (EPA) de mañana jueves, apruebe un nuevo paquete de recortes antes del verano que pueda incluir la subida del IVA o un ajuste "brutal" en el empleo público.

Sobre la cuestión de las pensiones, ambos líderes sindicales han recordado al Gobierno los compromisos adquiridos con los sindicatos y han recalcado que "no hace falta poner patas arriba el sistema de la Seguridad Social, que es solvente", sino, en todo caso, incrementar los ingresos mediante una subida "temporal" de las cotizaciones sociales, así como del salario mínimo interprofesional (SMI) por encima de la inflación.

"Estamos abiertos a una discusión de esa naturaleza", ha señalado Toxo, para añadir que, sin embargo, "ir a subir aún más la edad de jubilación es un camino que no vamos a caminar con el Gobierno".

Por su parte, el líder de UGT cree que hay un "error deliberado" de enfoque al intentar vincular a la sostenibilidad del sistema variables como la esperanza de vida, las fórmulas anticipadas de jubilación, la contributividad, cuando todo esto está "resuelto y bien resuelto" en la reforma de las pensiones. "Intentar aprovechar el impacto de la recesión brutal para tratar de dar una vuelta de tuerca al sistema de pensiones es intolerable y abrirlo a los sistema de capitalización", ha añadido.