Bruselas prevé dar a España un año más para bajar déficit a cambio de "medidas adicionales"

Los nuevos objetivos de déficit serían el 6,3% en 2012, el 4,5% en 2013 y el 2,8% en 2014

España, con un déficit del 8,9% del PIB, no tendría que bajar al 5,3% este año sino al 6,3%, mientras que en 2014 se llegaría al 2,8%

El Ecofin prevé dar a España un año más para bajar déficit a cambio de ajustes

economia

| 09.07.2012 - 11:45 h
REDACCIÓN

Los ministros de Finanzas de la UE prevén dar mañana un año más a España para rebajar su déficit por debajo del 3%, hasta 2014, y suavizar así la senda de disminución a cambio de que Madrid se comprometa a más esfuerzos de consolidación fiscal. Así lo indicaron fuentes europeas, quienes explicaron no obstante que el borrador con esta propuesta se discutirá primero hoy en la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona y solo si lo aprueban por unanimidad se incorporaría a la agenda del Ecofin.

"De momento no está siquiera en la agenda del Ecofin. Para que lo puedan discutir mañana hoy los ministros tendrían que adoptar por unanimidad una decisión para añadir la propuesta al orden del día y entonces solo podría salir adelante con una mayoría cualificada", señalaron las fuentes.

En virtud del borrador de la decisión, España, que tiene actualmente un déficit del 8,9 % del PIB, ya no tendría que bajarlo al 5,3 % este año como estaba previsto, sino al 6,3 %, mientras que en 2014 se llegaría al 2,8%.

"Las autoridades españolas deberán poner fin a su actual situación de déficit excesivo de aquí a 2014", señala el borrador de decisión que discutirán los ministros. Si hay consenso, la prórroga se aprobará formalmente en el Ecofin de este martes. A cambio, la UE exige al Gobierno "adoptar sin demora medidas adicionales" de ajuste en 2012 para compensar la desviación en el déficit durante el primer semestre. Además, España tendrá que presentar "a finales de julio de 2012 a más tardar, el plan presupuestario plurianual para 2013-2014" en el que detalle todas las medidas previstas para reducir el déficit.

Con esta relajación del calendario de ajuste fiscal, los nuevos objetivos de déficit serán el 6,3% en 2012, el 4,5% en 2013 y el 2,8% en 2014. Las autoridades españolas deberán lograr una mejora del saldo presupuestario estructural del 2,7% del PIB en 2012, el 2,5% del PIB en 2013 y el 1,9% del PIB en 2014.

Para lograr estos objetivos, el Eurogrupo pide al Gobierno que aplique de forma estricta los presupuestos de 2012 y los planes de reequilibrio de las comunidades autónomas. Y le reclama estar preparado "a adoptar nuevas medidas si llegaran a materializarse los riesgos que pesan sobre los planes presupuestarios y acelerar la reducción del déficit en 2013 y 2014 si las condiciones económicas o presupuestarias resultaran mejores de lo esperado".

La UE accede a dar más tiempo a España para consolidar sus cuentas públicas por la "recesión de rara violencia" que vive el país, según han explicado fuentes comunitarias.

REFUERZO DE LA VIGILANCIA SOBRE ESPAÑA

Como contrapartida, el Eurogrupo intensificará la vigilancia sobre España. Para empezar, le da al Gobierno un plazo de tres meses para adoptar "medidas eficaces" que permitan cumplir los nuevos objetivos. Además, "las autoridades españolas deberán informar sobre los progresos realizados en la aplicación de estas recomendaciones cada tres meses".

Finalmente, la UE pide a España "aplicar estrictamente las nuevas disposiciones de la ley de estabilidad presupuestaria relativas a la transparencia y el control del presupuesto" y "a seguir de cerca el cumplimiento de los objetivos presupuestarios a lo largo del año por todos los niveles de la administración.

Y exige la creación de una "institución presupuestaria independiente con la misión de controlar la política presupuestaria y proporcionar análisis y asesoramiento en este ámbito".

CONDICIONES DE AYUDA A LA BANCA

Pero la cita de Bruselas, deberí aser decisiva una vez más. Los ministros de Economía de la eurozona esperan alcanzar hoy sólo un "acuerdo político" sobre las condiciones de la ayuda a la banca de nuestro país de hasta 100.000 millones de euros.

El memorandum con la letra pequeña se firmará el 20 de julio..Allí figurarán detalles como el tipo de interés,el período de carencia o el plazo para devolver el préstamo bancario.

El Eurogrupo, a cambio de la ayuda -endurecerá las exigencias para los bancos que reciban dinero.Les impondrán disponer de más capital,planes de restructuración incluso crear un "banco malo"donde aparcar los activos inmobiliarios de dudoso cobro.

Europa se enreda en su particular laberinto con España situada en el centro de sus desvelos. En la última semana,Finlandia y Holanda han amenaza con bociotear los acuerdos alcanzados en la pasada Cumbre de Bruselas.Se oponen a que el fondo de rescate europeo compre deuda de países en dificultades como España e Italia.

Línea dura muy criticada por nuestro país. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha señalado hoy a Finlandia y Holanda que "los acuerdos están para ser cumplidos". "No tiene el menor sentido que en un Consejo Europeo, que es la máxima institución de la Unión Europea (UE), se adopte un acuerdo y que a la vuelta a casa se empiecen a abrir flecos y a buscar fórmulas para incumplir los compromisos allí obtenidos", ha subrayado García-Margallo en declaraciones a los medios de comunicación.

Alemania, obligada por las circunstancias a ejercer de árbitro más o menos neutral,no se opone a la ayuda directa a la banca española pero la supedita a la creación de un supervisor financiero único, lo que llevará tiempo,y retrasará la solución para nuestro país al menos hasta el 2013.

En el otro grupo se sitúan Francia,aliada de Italia y España, junto a los países ya rescatados. Meten prisa, consciente de la presión sobre la prima de riesgo. Aseguran que los acuerdos del Consejo Europeo deben ser llevados a la práctica, esto es recapitalizar directamente la banca española y hacerlo de forma rápida para frenar la especulación. García-Margallo, ha vuelto a exigir al Banco Central Europeo (BCE) que intervenga y compre deuda pública "de forma masiva" con el objetivo de que "los especuladores entiendan que si apuestan contra el euro van a perder".

DE GUINDOS A LA ENTRADA DEL EUROGRUPO

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, señaló hoy que las entidades españolas que soliciten la ayuda europea para recapitalizarse tendrán que cumplir un ratio determinado de capital, aunque no reveló qué nivel mínimo se les exigirá.

"Se establece una condición desde lo que es el ratio de capital", indicó el ministro a su llegada al Eurogrupo, que se celebra hoy en Bruselas y en el que se esperan fijar los detalles del préstamo europeo a España, de hasta 100.000 millones de euros, con vistas a su aprobación oficial el próximo 20 de julio, como recordó el titular español.

De Guindos explicó que estas condiciones no serán "especialmente significativas" porque para "las entidades grandes españolas ya está ahí el ratio de capital", en referencia al esfuerzo de recapitalización que ya hicieron los bancos sistémicos españoles de llegar al 9 % de capital de máxima calidad que exigía la Autoridad Bancaria Europea (EBA).