El Banco Central Europeo mantiene los tipos en el 1% en su reunión de junio

El Banco Central Europeo mantiene sus previsiones de contracción en la eurozona

economia

| 06.06.2012 - 13:52 h
REDACCIÓN

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener un mes más los tipos de interés de la zona euro en su mínimo histórico del 1%, según informó la institución presidida por Mario Draghi, cumpliendo así con las expectativas del consenso del mercado. El Banco Central Europeo mantiene sus previsiones de contracción en la eurozona.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy sus previsiones de contracción del crecimiento económico para la zona del euro en 2012, mientras que revisó a la baja sus pronósticos de inflación para este año y 2013.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que el BCE prevé ahora que la economía de la zona del euro se contraerá en 2012 una media del 0,1 % (con un rango de crecimiento entre un -0,5 y un 0,3 %), como había previsto en marzo.

El BCE pronostica que la economía de la zona del euro crecerá una media del 1 % en 2013, en un rango entre el 0 y el 2 %, lo que supone una pequeña revisión a la baja respecto a los pronósticos de marzo (entre el 0 y el 2,2 %).

MANTIENE LOS TIPOS DE INTERÉS

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha dejado hoy inalterados los tipos de interés en el 1 %, un nivel históricamente bajo hasta ahora, pese a los riesgos para el crecimiento económico.

El BCE informó en Fráncfort de que también mantuvo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 1,75 %, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25 %.

Algunos analistas contemplaban la posibilidad de que el BCE decidiera reducir el precio del dinero, pero al final la entidad ha preferido esperar.

Los países del G7, que agrupa a las economías más avanzadas del planeta, apoyaron ayer los avances hacia una unión fiscal y financiera en la Unión Europea (UE), y prometieron "vigilar muy de cerca" los acontecimientos en la zona euro.

Los últimos indicadores económicos señalan que la zona del euro se sitúa en un nivel cercano a la recesión y las presiones inflacionistas han caído notablemente.

La tasa de inflación de los países del euro cayó en mayo dos décimas hasta el 2,4 %, frente al mes anterior, por lo que se acerca cada vez más al objetivo del BCE de mantener esa tasa en niveles inferiores, aunque próximos al 2 % a medio plazo.

Además, el crecimiento de la masa monetaria en circulación, que es un indicador de las presiones inflacionistas a medio plazo y es medido por el agregado M3, se ralentizó en abril.