Dimite el presidente de Volkswagen tras el escándalo de las emisiones de CO2

El presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, dimitió ha causa del escándalo por la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en sus vehículos diesel en EEUU, informó la empresa alemana. Winterkorn presentó su dimisión tras una reunión del consejo de supervisión para abordar la crisis, que ha afectado a once millones de vehículos.

"Volkswagen necesita un nuevo comienzo, también en términos personales. Con mi dimisión dejo el camino libre", dijo Winterkorn. "Estoy impactado por los acontecimientos de los últimos días, sobre todo, estoy impresionado por que una conducta errónea a esta escala sea posible en el grupo Volkswagen", dijo Winterkorn.

"Admito como presidente la responsabilidad por las irregularidades que se han encontrado en motores diesel y por ello he pedido al comité de supervisión llegar a un acuerdo para acabar mi función como presidente del consorcio", dijo. "Lo hago en interés de la empresa, incluso si soy consciente de que yo no hice nada mal", señaló Winterkorn en su dimisión.

El consejo de supervisión de VW, un órgano supervisor típico de las empresas alemanas, aseguró que Winterkorn no sabía nada de estas manipulaciones.

Winterkorn, cuyo contrato finalizaba a finales de 2016, hizo hincapié en que el proceso de clarificación y transparencia debe continuar. "Este es la única forma de ganar confianza. Estoy convencido de que el grupo Volkswagen y su equipo superará esta grave crisis", señaló el hasta ahora presidente del grupo.

El consejo de supervisión de Volkswagen, en el que el estado federado de Baja Sajonia tiene una participación del 20%, se reunirá de nuevo el viernes y no se espera que tome antes una decisión sobre el sustituto de Winterkorn.

Tras la reunión de urgencia, ese organismo dijo de que es consciente del daño económico y de "la pérdida de confianza de muchos clientes en todo el mundo", y no descartó nuevas renuncias. Volkswagen señaló además que colaborará en las investigaciones de la Fiscalía y creará una comisión especial para explicar lo ocurrido.

La empresa alemana, que el primer semestre del año se convirtió en el primer fabricante automovilístico del mundo, instaló un software en los modelos con el motor diésel EA 189 (el 2.0 TDI) que detecta cuando el vehículo está siendo examinado y trucó las mediciones de gases contaminantes para cumplir con las normativas federales y estatales en EEUU.

Volkswagen ha reconocido haber manipulado los datos de emisiones contaminantes de los modelos diesel que comercializa en Estados Unidos y podría enfrentarse a una multa de 18.000 millones de dólares.

En EE.UU. el problema afecta a unos 465.000 Volkswagen en ese país y pone en entredicho a 11 millones de vehículos de la marca que montan el mismo motor en todo el mundo.

El Gobierno alemán parte de la base de que entre los 11 millones de vehículos de Volkswagen afectados por el escándalo de manipulación en las emisiones contaminantes hay automóviles que circulan por Europea y espera del consorcio que detalle las marcas y modelos implicados. El ministro alemán de Transportes, Alexander Dobrindt sostenía que "tenemos que saber exactamente en qué modelos se aplicó ese software y dónde están circulando para adoptar las medidas pertinentes".

SEAT RECONOCE QUE HA UTILIZADO MOTORES DE VOLKSWAGEN CON PROBLEMAS DE EMISIONES

La compañía Seat, que pertenece al grupo Volkswagen, reconoce que los motores con problemas de emisiones contaminantes han sido ampliamente utilizados por la compañía en varios de sus modelos, dijeron fuentes de la compañía a EFE.

No obstante, aseguran las mismas fuentes, aún no tiene la cifra de los motores EA189 montados por la marca en España -iguales que los afectados por el escándalo de las emisiones contaminantes de Volkswagen en EE.UU.- porque se está realizando el recuento.

Fuentes de Seat dijeron que la actual gama de modelos de Seat ya no utiliza los motores implicados en el escándalo, porque ha incorporado la nueva generación 2.0 TDI adaptada a la normativa Euro 6. Estos motores Euro 6 están fuera de sospecha, ya que han sido ampliamente modificados con el fin de reducir drásticamente, sobre todo, las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

SORIA PEDIRÁ A VOLKSWAGEN TODA LA INFORMACIÓN PARA DETERMINAR EL ALCANCE DEL PROBLEMA EN ESPAÑA

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha enviado una carta al vicepresidente mundial de Volkswagen, Francisco García Sanz, para solicitar al grupo industrial que suministre "lo antes posible" toda la información necesaria para determinar el alcance del problema en España, después de que la Agencia Federal Americana de Protección Medioambiental haya detectado presuntas irregularidades en relación a las emisiones contaminantes de algunos modelos de esta marca.

Soria ha instado a Volkswagen a que remita "cuanto antes el detalle pormenorizado" sobre cuál es la situación y que presente todas las acciones que van a llevar a cabo para solucionar el problema que se ha creado. Asimismo, ha solicitado información en términos concretos sobre cuántos vehículos de los 11 millones afectados han podido ser vendidos en el mercado español.

El ministro ha remitido otra carta a la comisaria europea de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y de la Pyme, Elzbieta Bienkowska, en la que además de expresar la "gravedad" del asunto para España y para Europa, le traslada la necesidad de abordarlo de forma conjunta en la UE y, para ello, le solicita que se organicen las reuniones necesarias para que todos los estados miembros, junto con la Comisión Europea, puedan valorar las posibles acciones.

"La contaminación ambiental, la producción industrial y la capacidad competitiva de la industria europea son aspectos esenciales para todos los países de la Unión", afirma el ministro antes de apenas a la necesidad de que el asunto sea tratado en las instituciones europeas.

Soria ha explicado, en un comunicado, que en el caso de España las homologaciones de una de las marcas del grupo, la marca Seat, han sido concedidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo como autoridad nacional de homologación, y ha reiterado que es necesario conocer detalles "claro, precisos y concretos del problema".

Por último, el ministro ha expresado su preocupación por escándalos como el de Volkswagen, que pueden afectar desde su punto de vista a la recuperación de toda la zona euro. Por ese motivo, considera que el problema se debe abordar "de inmediato".

Por su parte, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha negado hoy que el escándalo de las emisiones contaminantes de Volkswagen pueda afectar a las exportaciones o contagiar al resto del sector automovilístico europeo, que es "tremendamente sólido".